Seguir por email los post

lunes, 28 de diciembre de 2009

Trucha a la sidra


Hace unos cuantos años ya, cuando la vida me llevó a irme bastante lejos de casa a trabajar y sin tener ni idea de cocinar, mi santa madre me obsequió con un manuscrito en forma de recetario para torpes, para que su niño no pasara fame ya que desde ya tenía que empezar a hacerse las lentejas y era de buen comer.
Poco a poco fuimos mejorando y día a día lo que hacía empezaba a recordar lejanamente lo que estaba acostumbrado a comer en casa.
Bueno, el caso es que ahora, unos 10 años después y ya en casa de nuevo, sigo haciendo algunas de esas recetas.
Vamos con una de ellas, todas son muy fáciles, rápidas y económicas, una buena solución para la comida del día a día.
Empezamos con esta, a mí me encanta la trucha asalmonada, cuanto más grande mejor (esta era muy pequeña, 1.200 kg) pido que me la abran en dos lomos y que me quiten la espina y la cabeza.
En una olla, la de mayor diámetro que tengamos o sartén grande pochamos en un hilo de AOVE cebolla picada fina, ajo, una guindilla le va bien también, yo en este caso puse un poco de puerro que tenía perdido en la nevera.



Cuando esté bien pochado todo añadimos unos tacos de jamón, perejil y dejamos hacerse un poco, esto nos enriquecera nuestras verdurinas, y ponemos harina, una cucharada sopera, dejamos rehogar un poco para quitar el sabor a crudo y tostar levemente, la preparación se compactará.




Añadimos nuestra mundialmente conocida sidra el gaitero, depende de la cantidad que hagais, pero mas o menos de 1/4 a 1/2 botella, dejamos evaporar un ratín y a la vez empieza a ligar y reducir.



Yo probé con cava y no me gusta tanto, pero podéis probar.
Cuando tengamos nuestra salsina lista añadimos los lomos de trucha, ligeramente salados y con la piel para abajo.



Dejamos hacerse, mejor tapada porque no le daremos la vuelta y así se hace mejor.
Lo hacemos a fuego bajo y vamos moviendo la olla o sartén con movimientos circulares como si fuera un pil pil.
La salsa ha de quedar bien ligada, espesa y con un precioso y ligero color tostado.



También lo podéis hacer con otros pescados, lubina por ejemplo, una lubina de esas de pisci de ración queda bastante decente así.
Y ya está, rico rico y con fundamento jeje.
Como os parecerá un poco flojo el post, pues os meto un grupazo ;-)
La receta original no llevaba jamón, pero yo le puse hoy unos taquinos y queda muy bien.
Igualmente lo acompañé de unas patatinas cortadas finas hechas en 5 minutos.



Plato de media hora si te organizas bien y que sorprende, espero que os guste.

video

jueves, 17 de diciembre de 2009

Marañueles



Si tuviera que elegir un último desayuno como en las pelis tal vez elegiría un buen montón de marañuelas con un vaso de sidra de una buena leche, lo de las marañuelas lo podemos arreglar pero lo de la buena leche ya esta más complicado.
Mi güela
Amelia era de Luanco y en casa siempre había leche de vaca, y digo bien, de vaca, no sucedáneo de brick y siempre estábamos juntando la nata para que, cuando hubiera bastante, irse a Luanco a hacer marañuelas, las cocían en un horno de panadería y se venia para casa con kilos de marañuelas.
De aquella a uno no le interesaba mucho como se hacían las marañuelas con lo que perdí la oportunidad de saber como se hacen de verdad, así que ahora que ya soy medio mayorín tengo que buscarme la vida y rezar para que salga algo comestible.
Me gustaría que si alguien supiera hacerlas o la receta buena o algo que añadir que lo haga, me encantaría saber como las hacen las abuelas :-)
Bueno, empezamos, necesitamos azúcar, harina, anís, levadura royal, la rayadura de un limón, 12 yemas y alguna clara y mantequilla.
Empezamos con la mantequilla, no es ningún secreto que las mantequillas del super son una castaña, vamos a intentar mejorarla un poco, vamos a clarificarla ligeramente.
Ponemos unos 350 gr de mantequilla en una olla a fuego bajo-medio, la dejamos al fuego un rato, que se separen sus fases y sacamos bien esa "espuma" blanca que sale, luego colamos y reservamos para que enfríe.





Con esto quitamos el sabor a crudo de la mantequilla y la tostamos ligeramente, le da otro gusto.
Tampoco creáis que esto es clarificar la mantequilla, pero para esto creo que nos llega así.


Tamizamos 1 kilo de harina al que añadimos 1 sobre de levadura royal y la rayadura de 1 limón y hacemos un volcán con ella, por la parte de dentro del volcán ponemos medio kilo de azúcar.

Ahora después de añadir la mantequilla


Dentro de nuestro volcán metemos las 12 yemas y una clara (el resto de claras las reservamos por si nos hacen falta luego), igualmente añadimos el anís (al gusto) y nuestra mantequilla líquida.
Ahora a quitarse los anillos, relojes y demás y a pringarse bien las manos mezclando y amasando. Si veis que no queda la masa bien, podéis añadir un poco más de clara, yo tuve que añadir un poco más de clara.
La masa tiene que ser maleable, que no se resquebraje, soy muy malo para describirla con adjetivos pero veréis cuando está lista porque podréis trabajar bien con ella, si no no hay dios quien la trabaje.



Ahora solo queda coger unas pequeñas porciones y hacer churrillos y darle forma, yo como soy medio muñón solo se hacer estas formas pero si sois medio hábiles podéis hacer trenzas y mil formas divertidas.



Ahora queda hornear, el mejor consejo es ir probando, como tendréis que hacer varias tandas probáis.



Para orientaros y siendo conscientes de que cada horno es un mundo, podéis meterle 10 minutos por abajo, y luego 10 por arriba o hasta que estén.
Yo también probé con el ventilador, 10 minutos en la parte baja del horno, 10 en la alta y al medio hasta que estén, unos 5 más o menos y otra bandeja para el horno ...
A mi me salieron 37 hermosas marañuelas de las que media hora después quedan 30 jeje

Yo no tenía anís en casa y no me apetece comprar una botella solo para esto así que use semillas de anís.



Las trituré y pulvericé y las mezclé con la harina al principio y para mi gusto quedó más rico que con el licor.
Y poco más, insisto en que ojalá alguien me pueda ayudar a mejorar estas marañuelas.
Espero que alguien se anime con este típico dulce tan nuestro (veréis que chepos son los de las conferías porque la primea vez que las hagáis estarán mas ricas que las compradas)




video

domingo, 13 de diciembre de 2009

Asador la Miranda


Creo que no hay ningún post por ahí de este sitio y me parece una pena y un gran desconocido en nuestra Asturias.
En el alto de la Miranda y a pocos km de Posada está este asador, porque es lo que es, un asador al más puro estilo castellano.
Había oído varios comentarios, todos ellos buenos o muy buenos además de tener "fama" de algo carillo.
Bueno, mi idea es todo lo contrario, no es nada caro y se come, permitanme la licencia, como dios.
Es un sitio que funciona muy bien por lo que hay que reservar si queremos garantizar mesa, los fines de semana está lleno, si queréis lechazo o cochinillo de la que reserváis mesa reserváis la comida porque se acaba.
Tiene buen aparcamiento.
La sala está muy guapa, no tan castellana como puede uno esperar.
El servicio clásico, correcto y de la vieja escuela, nuestro camarero muy profesional.
Eramos 4 y yo quería probar el lechazo y el cochinillo.
Según nos dicen una de lechazo da bien para dos personas y una de cochinillo es un pelín escasa para dos.
De lechazo se puede pedir media (18 €).
Aparte pedimos unas croquetinas de jamón y unos callos.



Vamos con las croquetas (9,50 €), mejor que la media y de lo que yo esperaba, la cosa empieza bien, si mal no recuerdo me parecen casi clónicas a las de la venta del jamón, será por proximidad jeje.



Los callos (11,50 €), bastante buenos también, pecaban de poco trabajados y poco gelatinosos, pero igualmente mejor que la media y con un puntín picante quizás algo pasado para los que no les gusta demasiado el picante.
Venían con unas patatinas panadera que estaban casi mejor que los callos mmm.



El cochinillo (26 €)
Cochinillo perfectamente asado, con la piel rustida y crujiente, muy bueno, dudo que por esta zona se pueda comer mejor.
La foto de encabezamiento es un cochinillo entero, son 100 euros y es para 4 personas sobradamente, me parece un plan muy atractivo para ir unos cuantos y enfrascarse en una orgía carnívora.



El lechazo (36 €)
Sólo tienen lechazo de la IGP de Castilla y León.



Jugoso, sabroso, maravillosa grasa, exquisito.
Va en gustos, que te guste mas el lechazo o el gochín, desde luego a mi me sorprende más el cochinillo porque lo como menos, y de esta calidad menos aun.



El cochinillo y el lechazo vienen con ensalada, muy buena y perfectamente aliñada, buen vinagre y aceite, y tambien con patatas y pimientos.

Los postres, correctos, de los que se pueden pedir por lo menos, tiramisu, arroz con leche, flan y tarta de la casa (de 3,20 a 4 €)



Para acabar una mistela y un oporto, una mistela negra de mas roig y un oporto taylors special tawny,luego nos dejamos rodar un poco miranda abajo y llegamos al sofá y a hacer la digestión :-D



La carta de vino relativamente extensa, por supuesto exclusivamente nacional, pero con bastantes D.O, nosotros nos decidimos por un castell de remei, del que hoy en día no recuerdo mucho así que no me debió gustar demasiado, si recuerdo que es un vino original, distinto a lo "típico".
Pues todo esto más cafés, agua, otra de ensalada y otra de patatas salio por 35 eur por persona, sales fartuco y si te gusta el asado disfrutas mucho.
Decir que fue mucha comida, eramos 4 fartones y acabamos medio muertos, se puede hacer más barato, dos personas con una de lechazo y una ensalada quedan perfectamente.
Espero que si alguien se anima nos cuente sus impresiones.




video