Seguir por email los post

lunes, 21 de junio de 2010

Tarta de Santiago



Ando más que liado, estoy inmerso en una medio mudanza, espero que temporal y no definitiva porque la cocina nueva es una castaña :-( en fin, que no tengo nada de tiempo, así que vamos con un postre muy fácil y que suele gustar a todo el mundo, sin complicaciones.
Necesitamos 250 gr de almendras crudas, 200 gr de azúcar, la piel de un limón y 4 huevos hermosos, ya está, ni más ni menos.



Empezamos triturando las almendras, las dejamos como harina, si no las venden también ya trituradas.



Luego glaseamos el azúcar, si no lo podéis comprar glaseado ya, lo mezclamos con la rayadura del limón.
Si lo glaseáis vosotros, cuando esté glaseado añadís la piel del limón y glaseáis otra vez, así la piel del limón se integra en el azúcar, queda un polvo de azúcar amarillo.



Mezclamos nuestros 4 huevos con la mezcla de azúcar y limón y varillamos bien hasta que se integre todo.



Cuando esté perfectamente mezclado añadimos el polvo de almendra y volvemos a dar a las varillas hasta que quede una masa homogenea, sin un grumo, lleva poco tiempo.



Y ya está, ahora a preparar el molde, pelin de mantequilla con una brocha y harina para que no se pegue y desmolde bien, vertemos la masa en el molde y al horno a 180º, de 15 a 20 minutos, lo vais viendo.



Yo me hice una cruz de Santiago en papel, puse en google imágenes "cruz de Santiago", la imprimí y recorté, la pongo sobre la tarta y espolvoreo con azúcar glass la tarta con la cruz puesta sobre ella (con un colador va perfecto), luego quitas la cruz de papel y queda lista, espero haberme explicado bien.



A mi personalmente me gusta mucho esta tarta y si no os pasáis de horno queda perfecta, nada compacta, muy esponjosa y ligera y se hace en un momento.

Espero que os guste, el próximo post desde la nueva cocina :-(

video

viernes, 11 de junio de 2010

Crema de hongos


Vamos con una entradina fácil, rápida y muy agradecida.
Estos días estuvieron las bandejas de 200 gr de shitake a 1 eur, así que llevo toda la semana jugando y aprendiendo a cocinar con setas.
Hoy hice una crema con ellas que me gustó mucho, es muy fácil.
Yo la hago con la thermomix, así que no hay fotos del proceso pero da igual, no hacen falta.
Lo único que si no tenéis thermomix la textura final perderá mucho, pero de sabor quedará excelente.

Pondré los tiempos y temperaturas de la thermo para l@s que la tengáis.
En la thermo ponemos un poco de mantequilla y AOVE, nuestras setas, de 300 a 400 gr y trituramos hasta que están bastante deshechas.
Programamos 5 minutos a 100º velocidad 2.
Cuando acabe ponemos una cebolla mediana partida en trozos medianos y lo blanco de un puerro hermoso, también partido y ponemos el mismo tiempo, velocidad y temperatura que antes.
Cuando acabe, ponemos 200 gr de patatas partidas chasqueandolas y 400 gr de agua (yo uso un caldo suave de verduras que tenía) y salamos un poco, programamos 30 minutos, 100º velocidad 1.
Cuando acabe, trituramos a velocidad máxima un minuto o dos.
Comprobamos sal y textura, si está muy espeso añadimos agua hasta dejarlo como queramos.
Cada vez que añadamos agua trituramos con la thermo para integrarlo todo bien.
Y ya está, así queda de lujo, si queréis poner un poco de queso tipo philadelphia, o nata o lo que sea vale, pero así queda perfecta.
También podéis, a la hora de servirla, completarla con algo, algo sólido en la crema, a donde la imanación os lleve.

A l@s que no tengáis thermo no pasa nada, se hace igual en la olla.
Salteamos en un poco de mantequilla y AOVE nuestras setas troceadas.
Cuando estén un poco salteadas, añadimos la cebolla picada y el puerro y lo dejamos pochar un poco.
Luego añadimos las patatas y el caldo o el agua y la sal y dejamos cocer una media hora, trituramos y ajustamos de sal, si está muy gorda ponemos un poco mas de agua o caldo y listo.

Queda muy rica, es un plato barato y muy sano.
Yo siempre la hacía con champiñones, queda riquísima también, pero como esta fue novedad me prestó más jeje.


video

viernes, 4 de junio de 2010

Turrón blando




Tenía este post pendiente desde hace mucho y como el otro día me dio antojo de turrón pues ya está, hecho.
Yo como turrón en cualquier época del año, me parece un postre muy sano (más que la mayoría) y no entiendo porque por una absurda tradición sólo se come en navidades, allá cada uno, lo que os perdéis...
Primero os pondré los ingredientes y las cantidades, muy pocos en este caso.
-- 300 gr de almendra marcona de calidad, cruda y pelada.
-- 120 gr de azúcar glass
-- 30 gr de miel
-- 50 gr de chocolate blanco



Necesitamos un molde para nuestro turrón, yo lo hago en una caja de esas de puros, de toda la vida.
Hace siglos que no tiene puros en su interior y no huele nada.
La forro de papel de horno y ahí haré nuestro turrón.
A mi me gusta más en caja de madera porque el turrón suelta mucho mucho aceite y así la madera absorbe y evacúa parte.
Si lo hacéis en algo estanco el aceite se quedará ahí.
Algo rápido y para un apaño puede ser un brick de leche cortado por la mitad, pero mejor si os podéis hacer con una cajina de madera, será para toda la vida, una vida llena de turrón casero jeje.
Al tema, hay que tostar nuestras amigas las almendras.



Se puede hacer de dos formas, al horno o en sartén, a mi me gusta en sartén, así controlo más el punto de tostado.
En una sartén sin aceite ni nada ponemos nuestras almendras y el fuego bajo-medio, yo lo pongo al 3 de 10.
Las tengo ahí un rato, vereis que parece que no hace nada, que el fuego es muy bajo, pero está bien así en esta fase.
El secreto del turrón esta en tostar bien las almendras, cosa muy fácil si le dedicamos un poco de tiempo.
Al final, si partimos las almendras tienen que hacer crack, no estar blandas como cuando están crudas.
Al ir tostándose se van deshidratando las almendras y por consiguiente, arrugándose.
Poco a poco voy subiendo la temperatura hasta acabar al 7.
Las hay que saltear cada poco, casi continuamente, para que se tuesten por igual por todas partes.
Al final las probáis, al gusto se nota cuando están, también en el olor.
Cuando estén tostadinas las sacamos a la meseta para que enfríen un poco, no mucho.
Las dejamos en la meseta hasta que dejen de "crujir", seguirán haciéndolo un tiempo por la temperatura interior.

Si tenéis algún aparato para glasear el azúcar lo hacéis vosotros, si no lo comprais glaseada.



Trituramos nuestras almendras, las hacemos polvo fino y mezclamos con el azúcar glass.
Luego añadimos la miel y el chocolate blanco derretido y trabajamos un poco la masa con las manos.



Debería estar caliente de las almendras y del choco fundido.



Lo metemos al molde y con las manos lo rellenamos bien, luego lo aplanamos bien para que quede un poco guapo con algún utensilio, yo lo hago con una pala de la plancha, una especie de espátula con un ángulo de 90º.



Y ya está, lo tapamos con el papel de horno, le ponemos una tapa y peso encima, dos o tres bricks de leche esta bien y a secar 7 días en el sitio más seco de la casa y protegido del sol.
Yo cada poco, cada día, lo probaba, para ver como evoluciona y así lo dejais los días que a vosotros os guste.



Y listo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
sano sanote y rico ricote :-D

video