Seguir por email los post

miércoles, 6 de abril de 2011

Pisto con huevos


Hoy os voy a hablar de una de mis cenas habituales, un plato que me saca de más de un apuro cuando llegas a casa de trabajar sin ganas de ponerte a cocinar y sobre todo de manchar.
Siempre hago bastante cantidad y así siempre hay disponible.
A mí me gustan mucho las verduras crudas, pero este plato es una buena forma de comer verdura para la gente poco amiga de ellas.
Si ya son muy extremos, podemos poner un poco de panceta o jamón en el guiso, les gustará más...
En mi casa, cuando era pequeño, era una cena muy frecuente, mi atareada madre no lo hacía tan lentamente, tomaba atajos-lease tomate de bote, pero la idea es la misma.
Este plato se puede hacer de dos formas o con dos propósitos distintos, se puede hacer para comer un plato equilibrado y sano o se puede hacer para disfrutar realmente comiendo y elevarlo a la categoría de platazo.
Evidentemente si nuestra intención es la segunda, tendremos que poner un plus de nuestra parte, un plus muy asequible por otra parte.

Es un plato fácil donde los haya, sólo necesitamos dos cosas, buena materia prima y parar el reloj.
Parar el reloj todos excepto los más nerviosillos podemos, hacerse con buenos tomates ya es más difícil, pero se puede intentar, pronto rebuscando en nuestros mercados, aun quedan algunas joyas por ahí...recuerdo unos hace dos veranos a una paisanina en el mercao de grao que fueron sin lugar a dudas los mejores de mi vida, más de un kilo cada tomate


Hay mucha historia, leyenda y controversia alrededor del pisto, que quién lo "inventó", que qué ingredientes lleva, que si el tomate antes o después etc etc, que si la güela fuma, bobadas en mi opinión, el mejor pisto es el que más le gusta a uno, si a mí por ejemplo me gusta más con berenjena para mí ese es el mejor.
Yo suelo hacerlo con lo que tengo en casa, pero como más me gusta es con cebolla, pimiento verde y rojo, calabacín y tomate, ni más ni menos.



Básicos unos buenos tomates maduros, de calidad, carnosos, si partimos de un buen tomate maduro no tendremos problemas de acideces posteriores ni nada, el plato saldrá redondo.

Bien, empecemos con este sencillo plato, para ello sacaremos la pota mágica, que no es otra que mi deseada y preciosa lecruset, perfecta para este tipo de platos.
Cortamos los pimientos, cebolla y calabacín en "cuadradinos" bastante pequeños (ajo opcional), espero que se aprecie el tamaño en la foto, aunque el corte va en gustos, hay a quien le gusta encontrarse trozos más grandes en el guiso.



En la olla ponemos un hilo del mejor AOVE y ponemos las verduras que acabamos de decir.
Salamos para que vayan soltando el agua y ponemos a pochar a ritmo de armonioso chup chup bien tapadas, en estos momentos ya debimos de haber parado el reloj y el tiempo en nuestra cocina se detuvo.
Vamos a hacer otros platos, a limpiar la casa, a cambiar un pañal, a separar una pelea, a sacar al perro o al sofá a descansar, debemos dejar un buen rato ahí nuestras verduras.



Cuando haya pasado X tiempo (me niego a dar tiempos) añadimos el tomate que previamente habremos cortado del mismo modo que las verduras anteriores.
Al estar bien maduros necesitamos un buen cuchillo para ello, básico e imprescindible, de lo contrario destrozamos el tomate al cortarlo, esta operación lleva bastante tiempo si no estamos de ello.


Aprovecho la ocasión para enseñaros el último caprichín y que reservo para estos cortes tan precisos, un cuchillo cerámico que hoy por hoy corta como el mismo demonio, a ver como envejece...


Añadimos el tomate a la olla, volvemos a salar y tapamos de nuevo.
Como no arrancamos el tiempo, sigue parado, no hay prisas en nuestra cocina, sólo se respira paz y amor, volvemos a velocidad chup chup y nos entretenemos en lo que cada uno pueda, ojala sea sofá a descansar, en mi caso imposible jeje.



Lo tenemos ahí X, segundos, minutos, horas o días (de nuevo me niego a dar tiempos), la cocina empieza a oler a gloria, los recuerdos empiezan a florecer, salivamos, las simples verduras se están convirtiendo en algo mágico.



En la olla debería haber una importante cantidad de agua (líquido), entonces destapamos y subimos el fuego, que el agua evapore, las verduras acaben de confitarse y todos los sabores se concentren.
Recordamos que no añadimos líquido alguno, ni vino blanco ni nada, todo ese caldo es de las propias verduras.



Dejamos enfriar lentamente lentamente encima de la cocina y cuando este frío a la nevera a serenar toda la noche.
Al día siguiente calentamos y probamos a ver como está y rectificamos si es que procede, sal, azúcar, cosas raras... allá cada uno.
En las fotos vais viendo las distintas etapas del guiso según va pasando el tiempo, segundos, minutos, horas...

Como os dije hay muchas formas de hacer el pisto, a mi me chifla así, es como más me gusta y como mejor me sale a mí.
También se puede hacer la salsa de tomate por separado etc etc etc, por ejemplo, a mí no me gusta rallar el tomate, acabas mucho antes, pero no hay comparación.
También se pueden pelar y despepitar los tomates, yo personalmente como lo suelo hacer para mí y no me dedico a ello, no lo hago, no lo creo necesario, pero la calidad del plato mejoraría si lo hiciéramos, por supuesto.


Una vez tenemos nuestro pisto, nuestro tesoro, podemos reservarlo varios días en la nevera a la espera de poder emplearlo con mil y un platos, carnes, pescados, como plato propio, etc etc...o, simplemente con la mejor salsa del mundo.
Yo soy miembro del club del huevo y de la yema.
En este caso escalfé un huevo y lo puse toscamente encima, para que complicarse más?
Para escalfarlo puse a calentar agua en una olla de bastante diámetro, con un buen chorro de vinagre de sidra y sal abundante, esto es para que las proteínas del huevo "cuajen" antes, así coge forma primero.
Cuando el agua esté empezando a hervir, no puede haber brusquedades ni borbotones locos, con una cuchara o similar hacemos girar el agua como si estuviéramos revolviendo.
Abrimos nuestro huevo y lo ponemos en una taza o similar, algo con lo que podamos introducirlo en el agua delicadamente.
Cuando el agua esté girando como cuando se va por el agujero de la bañera, introducimos el huevo con delicadeza extrema y seguimos haciendo girar el agua.
Lo dejamos ahí hasta que veamos la clara cuajada.
Este de la foto no quedó muy guapo por las prisas, pero practicando salen unos huevos preciosos.
Al girar el agua el huevo adopta una forma muy "visual".
Y ya está el platazo, a mí personalmente me chifla este plato.
Espero que lo disfrutéis y no os volváis locos, no hay recetas mágicas para el pisto, sólo necesita tiempo, como casi todo en la cocina.


Y ahora en vez de música, ponemos un trailer de un peliculón, yo no tuve el placer de verla, pero autoridades en la materia que si acudieron invitadas al estreno me dijeron que está muy bien, toca un tema difícil, da un paso más allá y no entra en los malos tratos físicos, toca los psicológicos, tema mucho más complejo y para el que la sociedad aun está un poco verde, y es que no hace falta agredir físicamente a una persona para anularla, y eso también es violencia de género.
Deseo lo mejor para este joven artista de 22 años que a base de coraje pudo hacer la peli, le habían encargado un corto, pero le pareció imposible decir en un corto todo lo que había que decir, entonces fue de puerta en puerta mendigando dinero y al final pudo hacer la peli con 4 duros, pero ahí está.
Os animo a tratar de verla, todo el mundo debería de hacerlo.

Y más abajo otro vídeo del que obviaré hacer comentarios...

video video

19 comentarios:

  1. Me encanta el pisto!!! Y el aspecto de esos tomates es la leche. En casa tb somos muy amigos del pisto, pero con el huevo así no lo hemos hecho nunca. Me lo apunto!!! Un saludín!!!

    ResponderEliminar
  2. hola emma
    yo hago muchas versiones con huevo, pero esta es la que mas me gusta
    es que a mi me encanta una buena yema de huevo, pocas la superan para mi.
    a veces casco un huevo en el pisto y lo revuelvo al calor hasta que se deshace y se integra con el pisto.
    al horno tambien queda muy rico, o el tipico huevo frito, incluso con huevo cocido, pero esta yema con ese pisto ... a mi me puede :-)
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. por cierto, para los o las que alimentais a peques, es una muy buena forma de que coman verduras
    estas mias se acaban de meter un platao tremendo
    con unos espaguetinos pa meter un poco de hidrato y se pusieron como el kiko
    ahora queso, hoy toca taleggio, se mueren con el, no saben nada...

    ResponderEliminar
  4. Je, je, je... Lolo, con estos platos vas a conseguir que a quien más le agraden tus post no sea a los fartones sino a los directivos de la compañía eléctrica ;-)
    Broma aparte, el pisto es una joya para el paladar además de sano y fácil. Mimarlo más o menos va en el gusto y la paciencia de cada cual pero es muy agradecido. Lo que es más problemático es encontrar los buenos ingredientes. Y eso sí que influye.

    ResponderEliminar
  5. psssss
    calla, calla ho
    que como una que yo me se lea esto veras que lio, yo que le digo que al cocinar a fuego lento se gasta poco porque la vitro esta muy bajina.... :-DDD
    estos tomates eran muy buenos, no se si aprecia en la foto pero eran realmente superiores a la media y os voy a decir donde los compre
    en el alimerka!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    yo soy de los que tiene una camiseta que pone menos supermercados y mas mercados, pero a veces toca super, por el ritmo de vida y la falta de tiempo
    habia 5 tipos de tomates, raf, kumato, pera, "ensalada" y estos
    iban desde los 3 euros a los 0,80 centimso el kilo que costaba estos
    yo los vi, los toque, los oli y joer, me daban buena pinta, eran de buen tamaño, unos 400 gr por tomate
    y elegi los mayores y mas maduros
    al llegar a casa me hice uno a la plancha y otro crudo y al dia siguiente volvi a por mas
    estan buenisimos
    moraleja, buscando y con suerte aun se encuentran joyitas, en un alimerka y a 0,80 centimos....

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué tomates, madre mía! ¡¡¡¡QUÉ TOMATES!!!!

    Yo tampoco los pelo ni los despepito. Sé que lo recomienda todo el mundo, pero esa carnina que queda entre las pepitas para mí tiene mogollón de sabor.

    ResponderEliminar
  7. Pelar y despepitar tomates es de blandengues.

    ResponderEliminar
  8. jajaja
    veo mucho macho de pelo en pecho por aqui jejeje
    yo mas que nada es a no ser el platano, citricos y alcachofa no pelo nada, me gustan todas las pieles jeje
    ademas es renunciar a una fuente de vitaminas y demas tremenda, deberia ser delito pelarlo todo, bueno, si no delito falta por lo menos :-DD

    ResponderEliminar
  9. Soy de los que les mola el pisto con una proporción de calabacín importante y un corte de los ingredientes fino (como el tuyo, vamos), pero el caso es que para hacerlo bién, como has dicho, hace falta mucho tiempo. Entre eso y el trabajo de chinos que es cortar bien las verduritas, creo que ya hace máss de un verano que no me pongo a ello...
    Además yo si soy partidario de pelar, aunque no de despeopitar; otra cosa es que por vagancia... De todos modos, fruta, calabacín y un inmenso etc, me molan con piel (aunque sumaría el kiwi a la lista de LOLO, jejejeje.)

    Por último y más importante; tu pisto tiene de sencillo lo mismo que el puré de patatas de Robuchon. David de Jorge tuvo la ocurrencia de plasmar la receta en su último libro y yo la feliz idea de intentarla.
    Algo que debería haber resultado maravilloso, se quedó en un "bueno, se come".

    Ciao,

    ResponderEliminar
  10. danin
    mas alla d elos gustos personales de mas calabacin, mas caldoso o mas fino picado, esta el tiempo, dandole el tiempo que necesita se convierte en una maravilla de plato y un espectaculo para el paladar.
    la mayoria de la gente que lea esto pensara que no merece la pena emplear tantas horas para hacer un simple pisto, un plato tan basico, simples verduras, para mi si lo merece y cada dia me gustan mas los platos basicos y bien hechos, lo que mas me gusta de la cocina es convertir unos pocos ingredientes basicos en algo magico.
    me encanta como cambia con las horas de confite el tomate, cebolla etc etc, eso si que es magia, unas cebollas caramelizadas son algo magico de verdad y si que se merecen las muchas horas que llevan, por cierto, es una post de hace mucho ya, pero te aconsejo echarle un ojo y ponerte a ello, eso si que es un platazo del top ten

    este es facil danin, facil facil, solo hay qu eponerse y.......PARAR EL MALDITO RELOJ ;-)

    ResponderEliminar
  11. Que pinta tien Lolo. Una pregunta, por qué echas el tomate mas tarde?, yo primero echo la cebolla y luego to los demás a la vez....

    ResponderEliminar
  12. si pones de mano el tomate con la cantidad de agua que tiene las verduras no se pochan bien
    hay que hacerlas a ellas primero, no del todo, pero bastante y luego ya acaban de hacerlo con el tomate, en ese jugo de todas las verduras, poco a pcoo.
    oye, que tampoco lo se a ciencia cierta, yo lo hago asi y creo que es la mejor manera, pero son conclusiones mias, a menudo equivocadas jeje
    lo que si te aseguro es que esta de escandalo, un lujo de plato

    ResponderEliminar
  13. por cierto, nadie comento nada, pero que opinais de la temperatura de este plato??
    como os gusta tomar el pisto?? del tiempo?, caliente??
    o incluso frio?

    ResponderEliminar
  14. Alguna vez lo comí de tiempo, en tostas y tal. Y creo que incluso frío tipo mermelada.
    Pero a mí, como me gusta echarle trozacos de carnaza (lomo de gochu, una buena panceta...) lo prefiero de caliente a muy caliente, con la grasilla bailando por ahí.

    ResponderEliminar
  15. A mi me gusta tomarlo en caliente, bueno templado, aunque en frio en unas tostaditas tb está muy bueno.
    Por cierto, lo hice hace unos dias....
    http://unaterapiamuydulce.blogspot.com/2011/04/pisto-con-huevos.html
    Gracias por la idea.
    P.D: Lo único que los tomates no eran tan buenos como los tuyos....;) Un besuco!!!

    ResponderEliminar
  16. la verdad es que es un plato que esta bueno de todas fomas, solo, frio, caliente, templado, con mil acompañamientos, es una base increible en la cocina

    emma
    que ilu!!!!!! gracias por animarte y contarnos
    un saludo :-)

    ResponderEliminar
  17. Hasta los tomates me tienen a mí los susodichos vegetales. Pillar uno que sepa bien es ruleta rusa. Total, que ayer me empecé a currar un pisto "al estilo Lolo". Para que las verduras sudasen despacito y a falta de Le Creuset tiré de una antiadherente bastante digna sobre plancha a fuego mínimo, para atenuar y difundir el calor. Cuando aquello tenía pintas adecuadas pensé que el tomate sólo podía estropearlo así que se quedó tal cual. Y así me lo voy a comer con lo que más rabia me dé. He dicho.

    ResponderEliminar
  18. fue lo mejor que hiciste jorge, si el tomate no es bueno...
    no desesperes, pronto empezara a haber joyitas por los mercados
    cuando de con un ñero bueno te informare ;-)

    y hablando de comidas, en este acto me estoy poniendo morao con una perola de garbanzos con bacalao y espinacas (sin espinacas, dejemos lo verde pa jorge) que me esta entonando el cuerpo a base de bien
    que guisin mas rico y agradecido por dios

    luego un vasin de vino con leche y listo :-DDDD

    por cierto, hoy los garbanzos hasta "triscan", no podria tener invitados en esta comida jeje
    mejor, pa mi todos, y pa estas fieras que ya tienen dientes y rucan por ellos que da gusto verlas

    ResponderEliminar
  19. Deja lo del vino "con leche", hombre, que mira luego lo que escriben algunos. Tiene efectos secundarios.
    Por cierto, el incidente está bajo investigación ;-)

    ResponderEliminar