Seguir por email los post

viernes, 21 de octubre de 2011

Casa Gerardo





No es ningún secreto que esta casa no está entre mis restaurantes preferidos, ni que no tengo especial simpatía por sus responsables.
Había visitado el restaurante en dos ocasiones bastante seguidas y hace aproximadamente dos años aunque no lo recuerdo exactamente, previamente y hacía mucho tiempo, había comido fabada y arroz con leche varias veces, ya de guaje mis güelos me llevaban allí, guardo un gran recuerdo de esas comidas.
En una de esas dos visitas recientes comí de carta y en la otra el menú degustación (el largo), ninguna visita me convenció del todo, si bien aquel menú degustación que comí fue el que me decepcionó profundamente.
Pero como es absurdo hablar del pasado, de ese pasado, vamos a hablar del presente (si es que existe).

Viernes noche, mi mesa de dos comensales y otra, la inmediatamente contigua, una cena de 6 personas, el resto vacío (podían separarnos un poco, no?), encima no eran unos comensales educados y discretos precisamente...
Marcos Morán, tras presentarse y saludar, nos comenta que las cenas siempre son muy flojas, que le podría echar la culpa a la crisis pero no es cierto, desde hace unos 7 ??? años que la guardia civil empezó a hacerles controles en las inmediaciones les jodieron el negocio.
Hay que ver la obsesión que en esta casa, tanto el padre como el hijo, tienen con el alcohol, el volante y la guardia civil.
Yo voy a recoger firmas por la calle para que la guardia civil deje conducir a la gente que va borracha - en mayor o menor medida -, que no hagan controles de alcoholemia hombre, por lo menos en esa zona, y así por fin esta casa tendrá la ocupación nocturna que se merece, a ver si vais firmando por esta noble causa, caramba!!!!!
O quizás sería mejor sacarlos de su burbuja gastronómica y ponerlos a ver ciertas cosas, ciertas escenas y momentos, consecuencia directa del binomio alcohol y volante, tal vez así cambiarán ciertas cosas y se verá que no todo en la vida gira en torno a tu negocio y economía.
Perdón, me ceñiré a lo gastronómico dejando a un lado opiniones y posturas personales.

Yo creía que tenía una idea bastante clara de la cocina que en Prendes se hace, pero últimamente no paraba de oír buenas opiniones, incluso de gente con un criterio el cual respeto, y mucho, es por esto que volví a Prendes y lo hice con el menú degustación, el más largo que tienen.

Marcos Morán ejerció de anfitrión y nos contó 3 platos, el resto fue el camarero.
En cada visita a la mesa y como es habitual en la casa, siempre nos aportaba alguna cosa más que la historia del plato.
En una de esas visitas y concretamente en el plato de la cigala, nos dijo que en la casa no tenían buena relación con Maillard, que no les gustaba (no exactamente esas palabras, pero muy parecidas).
Bien, esto no tiene más historia, es su criterio, su cocina, ni bueno ni malo, o te gusta o no, a mí, no.
Yo considero que sin fuego no hay pasión ( el gran Santi Santamaría ), puede estar bien esa cocina, incluso resultar una buena comida, pero no emociona, no apasiona y yo sin eso abandono esta cara afición, yo en un restaurante así y con el gasto de semejante cantidad de dinero, que dicho sea de paso a uno le cuesta mucho ganar y no le sobra, busco emoción, disfrutar como un enano y que los platos me lleguen adentro y sin tostados, caramelizados, parpadeamientos, maillards, fondazos tan reducidos que quedan como miel sin añadir mierda espesante alguna y demás, no es posible.
Hablo siempre de mí y de mis gustos, quede claro, a cada uno nos gusta una cocina y emocionan unas cosas.

Como dije, elegimos el menú degustación, el más largo de los dos que tienen, 85 euros IVA incluido.

Todo el menú fue a velocidad de vértigo, tremendo, más aun de la que a mí me gusta, me gusta un poco más de calma, si que todos los platos salgan cuando tienen que salir, sin esperas por parte del comensal que matan el ritmo del menú, pero hay un punto medio y sentirte en ciertos momentos atropellado por el ritmo de platos no es bueno.
La otra mesa comieron 4 pijadas y acabaron volando, nuestro menú era muy largo y nos sentamos a las 22,10 de la noche, entiendo que tal vez tuvieran ganina de ir pa casa, cosa normal por otra parte.

El menú se divide en 3 grupos, cada uno de ellos separados "virtualmente" por un cóctel que pretende limpiar nuestro paladar y prepararnos para los siguientes platos.

Empieza el menú.



De aperitivo traen un vasín con un caldo ligero de pescado??? marisco??? correcto y agradable, perfecto para entonar el cuerpo.




Toma, tomate ... tómalo
Cóctel de tomate translucido y sopa de tomate, tomate del huerto de Elche al natural, aceite de licopeno
Personalmente me marean un poco estos nombres de platos...y más después de tener que escribirlo.
El licopeno es el pigmento gracias al cual el tomate es rojo.
Resultó agradable, muy agradable a decir verdad, divertido, me gustó mucho para la parte del menú en la que estamos.
Una especie de Blody Mary muy evolucionado y nada alcohólico.
3 texturas del tomate, líquido, natural y desecado que venía junto con el tomate natural.
El cherry brillante, el cóctel con un punto picante adictivo.

Ahora llegan a la vez dos aperitivos más, por un lado la tosta de sardina, sésamo negro, mantequilla y huevas de anchoa y por otro, el crujiente de quesos asturianos y la croqueta de compango.




La tosta era una finísma y crujientísima lámina de algún tipo de "pan" tipo italiano con un mínimo tanto por ciento de humedad que viene de perlas al plato, sólo aporta textura ya que es bastante insípida, mejor.
Por encima de cualquier cosa sobresalía la impresionante sardina, absolutamente perfecta, "cruda", una pasada, las huevas de anchoa, en contra de lo previsto, eran bastante insípidas.
Por poner una pega, manchaba como el demonio, tenía una especie de tinta que te manchaba los dedos como no anduvieras hábil.
Me gustó el aperitivo.








El crujiente de quesos no me dijo demasiado, lo cambiaría por muy clásico que sea.
Otra cosa es la croqueta de compango, como croqueta no es gran cosa, pero es sabrosa como ella sola, Una gozada fruto de partir de un buen compango, esa es su virtud.
Me gustó mucho.






Nabo smith
Nabo, manzana, leche, vinagre llagar de Olés
Mal, estos platos tan, tan, tan...los adjetivos que me salen no serán comprensibles para la mayoría de los lectores, así que ahí se queda, no me gustó nada, veo un plato vacío, insípido, sin corazón, eso sí, seguro que causará furor en las altas esferas de la gastronomía y los gastrocapos de la insipidez.
Lo de la base es AOVE y una crema de algo que me pareció lácteo.
Afortunados aquellos que capten ideas, matices y demás influencias.

No pasa nada, hasta aquí sólo un pinchazo, en este momento estaba muy contento, satisfecho y feliz, aunque sabía que no todo el menú sería aperitivos...

Quedaba otro que a la postre fue el mejor plato, y con diferencia, del menú, de la noche y de hace algún tiempo.






La ostra y plancton
Ostra a la plancha, emulsión de plancton marino, toques de limón.
Inmejorable ostra de Girardeau que muy a mi pesar es bastante mejor que las de nuestros amigos del Eo - o esta por lo menos o era-, tenía una potencia y una textura únicas.
Los ecos a tan semejante manjar los hacía una crema de plancton (cortesía de Angel León), que era una auténtica delicia, un toque marino muy especial, nada desbordante como ciertas algas, es muy sutil y delicada a la vez que adictiva, intrigante, para seguir conociendo este producto, ojalá.
Un descubrimiento, platazo con letras mayúsculas.






Caipirinha de plátano
Frío / caliente
Un cóctel, demasiado alcohólico para mi gusto, vamos, que una pasada...
Unos dados de plátano recién pasados por la plancha sobre una caipirinha helada.









Empezamos nuevo grupo con la cigala, café, cigala, café...
Cigala en su jugo meloso, aceite torrefacto, consomé de cigalas y galletitas saladas.
A ver, después de este nombre de los lineas aun hay más, se trata de un juego, pretenden evocar la hora del té, por eso sirven en esa vajilla de su no se que aniversario de la casa y tal, con su galletita y todo.
Esos fuegos de artificio que rodean al plato no me dicen nada, voy al plato en sí.
Una cigala estratosférica, creo que la mejor que comí en mi vida, de verdad, impresionante, peeeeeeeeeeeeeeeeeeeero con un puntín de tostado sería para morirse.
Como huyen de maillard y el sabor lo da el tostado, pretenden jugar a dárselo con el aceite torrefacto, bueno, no molesta demasiado por lo menos ...
Lo que si que no me gustó fue ese fondo meloso que anuncia el plato que aun no sé si en la cocina se olvidaron de servir o que pasó.
De meloso nada de nada y de cigala no tanto como me gustaría.
Marcos nos decía que en cocina juntan al día más de 20 cabezas de cigala, que congelan y que cuando tienen muchas hacen un fondo sólo con cabezas de cigala y agua, nada más y que es tremendo, super sabroso.
Ante la idea de pensar en un fondo con más de 20 cabezas de cigala casi se me saltan las lágrimas, de ahí tiene que salir una puñetera bomba de sabor, así lo imaginaba yo, tostar bien las cabecinas (encima la cabeza de esos bichos!!!!), desglasar los tostados con vino blanco, cubrir con agua, colar y reducir casi a glass, pero no, no nos gusta la misma cocina a los dos.
El fondo meloso era un fondo demasiado ligero de cigala gelificado por algún tipo de espesante añadido y una textura gelatinosa nada agradable, pena de no haber sacado la foto una vez empezado para observar la textura.
La tacita de té con el consomé y la galletita salada ahí están, poco que decir ante lo anteriormente descrito.





Pulpo, cochinillo y fabes
Pulpo cocido, cochinillo asado y crema de fabes aliñadas.
A priori suena muy bien, y no digo que no lo sea, son 3 bocados, un poco descompensado para mi gusto.
El cochinillo (y mira que hay poco en el plato) se come todo, arrasa con el pulpo y con todo y predomina demasiado en el plato hasta el punto de hacer desaparecer al indefenso pulpo.
Venía cubierto por una espuma de pimentón nada estable (cosa normal) que después de la foto se descompuso rápidamente matando el plato.






Pieles
Guiso gustoso de bacalao, texturas de pepino asado, anchoas y alcaparras.
Me atraía mucho este plato pero lo encontré un poco flojo y carente de sabor, no me dijo nada y no me pareció tan "gustoso".






Pez en rosa
Puré y aliño de coliflor y remolacha, cebolla morada encurtida
En mi caso el pez fue un salmonete.
Un salmonete con un 11 en una escala del 1 al 10.
Roca pura, mar puro, una bomba.
Lomo perfectamente desespinado, envasado al vacío y hecho en roner supongo.
Punto perfecto (son matemáticas, no es mérito alguno, programar x minutos a x grados)
A mí personalmente me parece un crimen no tostar un piel como la de un salmonete, hay pieles y pieles, pero esta es de las que "tuestan" bien y lo agradecen especialmente ;-)
El resto del plato nada que no se vea en las fotos, plato de producto sin duda.






Cóctel sólido de manzana
Gajo de manzana impregnado en aguardiente la alquitara del obispo
Pues eso, un gajo de manzana, creo que Granny, muy fría y que había absorbido la cantidad exacta de aguardiente para no hacerla muy alcohólica, me gustó mucho.






Bonito ahumado
Tacos de bonito, miso blanco, batata "asahumada", jugo ahumado fundente.
Tampoco me fascinó este plato.
El bonito bien, nada del otro mundo pero bien, a mayores acompañaba un caldo ligero de gallina y el mismo caldo gelatinizado, ambas preparaciones te las añadían en la mesa.
Ignoro en que punto me perdí lo "fundente".






Y llegamos y acabamos con la famosa en el mundo entero fabada de casa Gerardo.
Yo le cambiaría el nombre, sería algo así como caldo de pollo desgradado con fabas y notas de compango.
Ahí hay pollo para parar un tren, en mi opinión la fabada está totalmente adulterada y desvirtuada.
A mí no me gustó, nunca fue mi fabada preferida, pero esta vez la note más alejada de mis gustos que en ocasiones anteriores.
Eso si, el plato es de foto, ni una faba rota ni con un solo defecto de piel, la textura de las fabas es perfecta.
Aunque como digo, esa textura ya no sorprende a nadie desde que se usan las fabas frescas congeladas "masivamente".





Pan y leches
Adaptación de la crema de aroz con leche de prendes.
Torrija caramelizada, helado de arroz con leche, capuchino liofilizado, tierra de cacao, piel de leche.
Se superan con los nombres, 3 parrafos.
El plato es bastante más sencillo que el nombre.
Concepción clásica y llambiona con algún elemento de "alta cocina"
Me gustó mucho, sobre todo la torrija, la reina del plato, fue de uno de los mejores postres que probé en bastante tiempo.






Choco_martini_pasión
Sopa de chocolate blanco y lima, gel de martini bianco, sorbete de fruta de la pasión.  

Para mi gusto bastante descompensado de chocolate blanco.





Crema de arroz con leche requemada de Prendes
Espectacular, así, sin más, inmejorable aunque si igualable, disfruté como un enano.
Si acaso criticar un requemado demasiado gordo y por ende, con demasiada azúcar.






El apartado dulce lo acompañaron por generosidad de la casa con una copa de Malus Mamma, una sidra vasca dulce a la que estoy seriamente enganchado, pena de tan escasa producción.


De petit four una solitaria y típica trufa de chocolate.




Y de beber algo sencillo que tiene la virtud de gustarme mucho y hacerme feliz.

Resumiendo, fue una buena cena, pero no es mi cocina, no engancha y no la admiro aunque hubo grandes platos.







48 comentarios:

  1. Excelente post y perfecta explicación de lo que sientes, Lolo.

    Yo solo fuí una vez a Casa Gerardo hará unos 5 o 6 años. Cenamos de carta y no nos gustó nada. Lo malo es que leyendo estas cosas sigue sin llamarme nada volver.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Antonio por compartir tu experiencia con nosotros. Al igual que tú no simpatizo especialmente con esta casa, ni con sus dueños ni con su cocina, hay un puñado de platos que bordan y me gustan y otros que me gustan menos pero que quizás sean técnicamente perfectos, pero no enamoran.

    Jugando en esta liga me quedo con la cocina tradicional del Sr. Manzano y las virguerías varias del Sr. Campo Viejo, que además de cocineros excelentes me parecen personas mucho mas discretas y humildes que la dualidad Morán.

    Quien diga que esta fabada es la mejor de Asturias...

    ResponderEliminar
  3. Hola Antonio; buen artículo y quisiera decirte, que sin poner en duda la calidad de alguno de estos platos,quizás también cometan pequeños errores en la secuencia de éstos; quiero decir que me imagino cualquier menú de esta gran cantidad de platos en orden creciente de sabor y texturas, mientras que se plasman ciertas idas y venidas de estos parámetros; es una humilde impresión de alguien que no ha probado este menú.
    por otro lado imagino dificil de maridar con varios vinos que se adecuen correctamente a los platos sin marear a los comensales y elegir una tipología única de vino para este menú contrastará posiblemente de forma negativa en algún parcial.
    Saludos desde VinoAroma.

    ResponderEliminar
  4. toni
    no se que decirte, leyendo el post que le hizo jorje hace te dan ganas de volver????
    a mi si me dieron
    esto es tan personal...

    ResponderEliminar
  5. morgenstern
    no puedo estar mas de acuerdo con tus palabras

    ResponderEliminar
  6. hola alberto, antes de nada decirte que se agradece enormemente la participacion de gente nueva
    yo desde luego no ordenaria los platos como fueron ordenados, pienso como tu
    con respecto al maridaje, ya viste que rapido lo solucione yo ;-)
    decir que ofrecen ese menu maridado por 150 eur, ignoro con que lo maridan
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Crack desde el principio hasta el final, os sigo a todos por una ventanita...
    Mickelson1975

    ResponderEliminar
  8. coño mickelson, que alegria leerte
    se te echa de menos
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Casa Gerardo es un sitio al que, a no ser que lo haga por acompañar a alguien, no podría ir tras la descripción de una velada en esa casa por parte de mi "gastrogurú". Los comentarios de la G.C. no son nada al lado de lo que mi amigo tuvo que oir de boca de uno de los empleados del local.
    A muchos les parecerá exagerada mi actitud sin haber probado el local, pero la historia -que no voy a contar- me disuade de ir sólo por solidaridad...

    A los Morán no ceso de verlos en cuanto congreso gastronómico se anuncia. Siempre me pareció excesivo que el principal tandem del restaurante, aparezca en el mismo congreso; en vez de que, al menos uno, permanezca atendiendo SU casa. Sustentar un negocio de restauración en las ponencias...
    Por otra parte, suelo defender a cierto cocinero que en ninguna de las 8 ocasiones en las que he disfrutado de su cocina, andaba por ahí... de hecho, es costumbre no aparecer durante el servicio. Pero si consigue que todo pueda fluir sin su presencia, bravo!. El caso es que lo raro es que sucedan casos como este.

    De todos modos y tirando pal lio, el menú; aún siendo más que partidario de la reacción Maillard, no me desagrada a la vista. Lo que si es superior a mi, es el ritmo excesivo. Juro que el día que me zampe tal menú en menos de 1h. 30m., me largo sin pagar como está escrito. Ni libro de reclamaciones, ni hostias; que llamen a la G. C. Para eso la tienen tan pronta y vigilante...

    De verdad, que me apuren es algo que no tolero... soy lento y me supera salirme de mi tempo; en el que tengo alguna posibilidad de que algo me salga a derechas. Cuando voy a un resturante del rango de precios del que estamos hablando, me supera el no poder disfrutar del local y PUESTA EN ESCENA con absoluta CALMA. Si algo -bueno- me define como comensal, es la serenidad. Hablamos de sentarnos a las 22:10. ¿No puedo disfrutar de mi menú con calma?. No me lo sirvas; pero de eso ya deberías haberme avisado.

    Lo siento, se que muchos no estaréis de acuerdo; pero si uno trata de hacer las cosas bien y reserva con antelación, se presenta en condiciones de disfrutar y con ganas de abonar la pedazo de cuenta que le tocará pagar; también pido lo mismo.

    Rompo una lanza a favor de Solla; en mi última ocasión, sufrí un retrasillo que me sentó a la mesa a las 23:00. El atento chef, se percató del agobio de servidor y me animó a disfrutar del menú degustación largo. Creo que serían las 2:00 cuando me despedí agradecido de la atención que me habían dispensado. Un restaurante es más que la comida; es la experiencia, es salir con una sonrrisa de oreja a oreja por que te han atendido bien y por que han sabido leerte como cliente. Te han dejado respirar y te han dejado tomarte unos sorbos de vino entre plato y plato. Por supuestio que un espirituoso bebido con calma tras el menú, no ha de faltar en las ocasiones especiales...
    No fui el último cliente en marcharme ese día, todavía quedaba una mesa y no se le veía con prisa.
    Lo demás son menús de día y F1.

    Tener horario; yo no se que es eso y mira que lo intento, pero es que la empresa no es mia y mi trabajo no se basa en atender al projimo durante sus horas de celebración. Que nadie me lo tome a mal; respeto el oficio de los hosteleros, más que el de los astronautas y que el mio propio.

    Opinión 100% personal; ahora, por prescripción de un megaprofesional, estoy procurando llevar a cabo la estrategia contraria*; o sea, presentarme a cenar a las 20:50. ¿Funcionará?. Ya lo sabréis.

    *Excepto los viernes, mi noche predilecta para las cenas en restaurantes; pues llegando del curro sobre las 16:00 y rematando el yantar sobre las 18:30... ...como que hasta las 10 y pico no tengo gusa.

    ResponderEliminar
  10. Menudo postmentario... repito lo de 100% opinión personal.

    ¡Vaya tocho!!!

    ResponderEliminar
  11. Siguiendo con esta pareja, en el grupo gastronómico de FB han enlazado un articulo en el que se desglosa el menú presentado a los príncipes de Asturias y una buena manada de estómagos agradecidos en la víspera de la entrega de premios, donde se tuvo a bien agasajar a los comensales con jamón Joselito y albariño donde bien podrían haber ido asturcelta y vino de Cangas, sin devanarse mucho la sesera.

    http://tinyurl.com/6a4zmb8

    ResponderEliminar
  12. Pues Lolo viendo las fotos del degus a mí si que me apetece volver por Casa Gerardo; de acuerdo que este toque braseado le da un sabor brutal a determinados platos, ahora la pinta de lo que te comiste es buena.

    Hace 2 años que no me paso por Gerardo pero siempre que voy me lo paso bien, tanto en lo culinario como en el trato, tanto si es el degus como si es a la carta, eso sí sobran tanto la fabada (entiendo que está puesta para los de fuera de asturias)como el arroz con leche, que estando muy bueno, el de mi abuela lo está más; esto en lo referente al degus.

    Respecto a las sensaciones.... eso ya es más complicado, entiendo tu postura perfectamente porque me ha pasado más de una vez en algún que otro sitio.

    En fin, que a mí si me gusta Casa Gerardo.

    Ah y esas croquetas de compango y el bocadillito de quesos no se ya el tiempo que lleva en carta pero están muy buenos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Rompemos nuestro silencio por una vez.
    Siento que no hayas disfrutado de tu velada. SIn embargo, yo he podido visitar esta casa bastantes veces y para mí es la más recomendable de Asturias. He probado algunos de los platos que mencionas y para mi son grandes platos, por cierto la fabada me parece mucho mejor que la de Casa Marcial.
    Me parece que es la casa que todo aquél que viene a Asturias, y está interesado en la gastronomía, debería de probar.
    A cerca de los comentarios de Daniland:
    -me sorprende tu apreciación personal sobre esta casa y que defiendas a alguién que ha sido declarado culpable de violencia de género.
    -He visitado esta casa en varias ocasiones y siempre ha estado presente Marcos o Pedro. Todo ello a pesar de su alta participación en los congresos.
    - El ritmo del servicio tiene una solución bastante fácil. Simplemente se comenta, yo lo he hecho en alguna ocasión, y el ritmo se ajusta más a lo que tu deseas.
    Un saludo,
    Isaac

    ResponderEliminar
  14. En diversas ocasiones haces referencia al uso de gelificantes, tu sabes que es algo bastante común. Incluso en la cocina de Campoviejo, al cual admiras tanto, todavía recuerdo el plato de falsa fabada de marisco cuya textura no era nada agradable.
    En mi opinión, tu gusto va por otro lado. Esto no es bueno ni malo. A mí por ejemplo, el plato que te menciono de Campoviejo me parece excesivamente potente. Se me acaba haciendo pesado. Ýo creo que es una cuestión de equilibrio.
    Por ejemplo el tembloroso de Rey Silo me parece excesivo en cantidad para la potencia que tiene.
    Al final todo es una cuestión de apreciaciones personales.
    Un saludo,
    Isaac

    ResponderEliminar
  15. Isaac, tu opinión es tan respetable y/o acertada como la de cualquier otro participante en esta discusión, pero hay una parte de tu comentario que considero muy desafortunada y fuera de lugar pese a desconocer a quien te estás refiriendo. Criticamos la labor profesional de los hosteleros, para juzgar a las personas ya están los órganos competentes.

    ResponderEliminar
  16. Espero que nadie se tome el comentario desde un punto de vista personal. Simplemente es que me sorprende que no se vaya a un sitio por comentarios de terceros o la opinión que nos formemos de su propietario sin conocerlo. Y sin embargo hablemos maravillas y recomendemos el local de una persona que ha sido declarada culpable de violencia de genero.
    Yo no juzgo, eso lo ha hecho un tribunal, yo simplemente decido donde dejo mi dinero y hay a sitios donde no volveré .
    Un saludo,
    Isaac

    ResponderEliminar
  17. Hay ciertas conductas personales que difícilmente se pueden separar de las profesionales.
    Un saludo,
    Isaac

    ResponderEliminar
  18. En lo que me concierne, es imposible que me lo tome como algo personal porque no sé a quien te refieres, ni siquiera puedo decir si es a algún profesional de los nombrados en esta entrada y sus comentarios o quizás en algún otro artículo de este blog o de DANINLAND. Ni me importa.

    Que se establezcan vínculos en cuanto a los gustos se refiere es totalmente habitual, si una persona descubre que tiene unas preferencias -ya no gastronómicas sino de cualquier otro tipo- muy similares a otra, es lógico que se tomen en referencia común respecto a "hallazgos" que una de las partes juzga mientras la otra desconoce, y mas cuando como en estos casos estamos hablando de una suma de dinero considerable que a nadie sobra como para andar haciendo pruebas de tal calibre.

    Tanto Antonio como DANINLAND tienen un bagaje de restaurantes estrellados que ya quisiéramos otros, y creyéndome bastante afín a los gustos de ambos no solo respeto sus opiniones sino que tomo su criterio como referencia muy válida a la hora de sopesar una visita a alguno de los establecimientos desconocidos para mi y que comentan en sus rincones, que no es el caso de Casa Gerardo.

    Por ejemplo, vistas las opiniones de diferentes visitas a Ruscalleda sé que no es un tipo de cocina que me gustaría, basándome en la "opinión de terceros" puedo asegurar que nunca iré, lo cual no quiere decir que ponga en duda su calidad profesional ni personal, faltaría mas.

    Lo que me gustaría por encima de todo es que juzgáramos la labor de los chefs con argumentos únicamente profesionales. Si se me permite el paralelismo, creo que nadie compra un disco de Amy Winehouse o deja de hacerlo amparándose en la miserable vida que llevó, o nadie juzga un concierto de otro artista tomando como condicionante que este haya estado en la cárcel. El desempeño laboral de una persona no debe estar ligado ni influenciado por su parte privada, o esa al menos es mi opinión.


    Saludos

    ResponderEliminar
  19. La foto de ese salmonete me recuerda, no sé porqué,a la merluza hervida que dan a los enfermos.
    Por lo demás, a mi, sí hay platos que me parecen atractivos.
    Y por último me llama la atención la ausencia de un plato de carne.

    ResponderEliminar
  20. ovetum
    es lo bonito de esto, todo es cuestion de gustos y cada uno tenemos los nuestros
    a mi no me gusta que nadie vaya o deje de ir a un restaurante por mis impresiones, opiniones y/o palabras
    hay que probar las cosas uno mismo, aunque en este caso y tratandose de tanto dinero a la hora de ir a un sitio hay que elegir y como no los conoces solo puedes hacerte una idea en base a loq ue lees de uno o de otro
    solo puedo aconsejar leer mucho y a gente muy distinta, asi tal vez y con suerte te podras hacer una idea lejanamente aproximada del sitio, pero es lo que hay ;-)

    morgenstern
    ojala, ojala, peeeeeeeeeeeeeero
    una lastima, es una oportunidad inmejorable en mi opinion para promocionar y publicitar nuestros productos

    ResponderEliminar
  21. mierda
    acabo de escribir un tocho y se perdio
    que rabia :-(

    isaac
    resumidamente, decia que pienso como tu en lo de los malos tratos, no sabia lo de marcelo pero ahora que lo se, lo tengo tachado
    con ese tema soy bastante sensible e intolerante, tolerancia cero con los malos tratos, del tipo que sean
    cada uno somos sensibles con ciertas cosas y es humano, si no seriamos robots, no poder siempre poder separar lo personal de lo profesional

    gelificantes
    ayer mismo para cenar tuve que hacer un fondo de langostinos para acompañar un bonito y tenia pocos langostinos, no me dio para reducir todo lo que quisiera y al final añadi un poco de maicena diluida en agua para ligarlo
    no deja de ser un gelificante, espesante o llamalo como quieras
    imagino que en casi todas las cocinas se usa, yo estoy en contra de determinados platos, de determinadas texturas y en determinados sitios
    ya que lo nombras, precisamente no me gusta el corral por el plato ese de las fabriques o fabas artificiales
    y su textura no me entusiasma, pero lo veo distinto, veo distinto que uses el espesante que sea para hacer "algo", una faba o lo que sea que para dejar como blandiblup un caldo
    eso no me gusta y menos que en el nombre del plato lo definas como meloso
    al llegar a casa lo mirare en el larouse gastronomique, pero yo por meloso entiendo otra cosa...

    de todas formas, es lo que dices y que yo siempre digo, al final es cuestion de gustos
    si esa pextura artificial del caldo de cigala me gustase no criticaria el uso de gelificantes, pero como no me gusta y me parece que es joder un caldo o fondo pues lo critico, critico u opino, mejor dicho, en base a MIS gustos, creo que como todo el mundo hace

    y por ultimo, dices que crees que mis gustos van por otro lado (cosa que te confirmo), cual crees que es ese lado??

    saludos

    ResponderEliminar
  22. manu
    buen apunte
    lo del salmonete (que malo soy jeje) y lo de la carne (sobre todo)
    yo la verdad es que lo eche de menos
    lo suplen con la famosa fabada, pero como a mi no me da mas por ella, el menu se me quedo un poco cojo

    ResponderEliminar
  23. Buff, como se ha puesto esto. Antes de nada REincidir en lo de opinión 100% personal.

    He cometido el error de personificar en los Morán; una actividad a la que creo que muchos cocineros dedican un tiempo excesivo; el autobombo en los congresos de la gastrofusión.
    Me ha sucedido lo mismo, con el tema "ritmo"; aquí el autor lo ha dejado caer, pero yo recordaba más una experiencia del mismo en Martín Berasategui, a todas luces "apurada". Amén de que es un tema muy comentado en mi círculo de allegados,con afición a la gastronomía (la mayoría de los mismos hosteleros).

    Me ha salido mal esto de las comparaciones; no se si sólamente ha sido por mi culpa, o culpa de una lectura demasiado inquisidora, por parte de terceros.
    Dicho esto, mi última intención en el momento de escribir tan quijotesco comentario; era la de convertir esto en una especie de cibermagacine del corazón y del chismorreo.

    Cuando hablo de que la narración de un par de experiencias en C G, me disuaden de visitarlo; lo hago por que de boca de una persona 100% fiable (diría esto de dos o tres), he oido uno de los mayores ejemplos de falta de PROFESIONALIDAD y EDUCACIÓN que se puedan imaginar.

    De eso estoy dispuesto a debatir cuanto sea necesario; de titulares en las páginas de sucesos de LOS DIARIOS; lo siento pero NO.
    Con todo y con eso, me siento, dadas las circunstancias -aún creyendo que no debería ser necesario- con la obligación moral de declarar mi más ABSOLUTA condena a cualquier tipo de malos tratos.

    Ese apartado ya lo he tratado en mi "casa", siempre orientado hacia el campo de la gastronomía y su entorno laboral. Si os preocupa eso, se de muchísimos (la lista es interminable) restaurantes en los que de un modo ético, no pondríais un pie.

    Isaac, supongo que habrás tomado nota de lo escrito en los párrafos anteriores y de lo que te ha contestado Morguenstern al respecto.
    Pues bien, quitando que ya me suelo encargar de ser atendido a un ritmo adecuado a mi persona, comentándolo si es necesario; nada más que añadir.

    ResponderEliminar
  24. estoy releyendo el post y bien que me jode, pero si lo escribiera ahora no lo haria asi
    no me gusta esta casa por varios y diversos motivos personales y trate de ser lo mas objetivo posible dejando a un lado mis historias personales
    pues bien, creo que no fui objetivo porque me pase para el otro lado y no escribi libremente del todo, como siempre hago
    tanto quise alejarme de lo que no queria hacer que creo que hice lo contrario y modere demasiado mis opiniones
    no me gusto tanto el menu como leo ahora, dias despues de escribirlo, y creo que el qu elo lea se llevara una idea ligeramente equivocada de lo que me parecio

    pinceladas:
    --los chupitos del principio son demasiado flojos, un caldin simple, rico, pero no aqui coño
    en la foto creo que no se aprecia lo contrario precisamente

    --el nabo con apellidos me parecio una tomadura de pelo

    --la cigala en si me flipo, como producto, pero el plato en conjunto me parecio una tomadura de pelo, ese caldo gelatinizado es para meter a alguien en la carcel.

    --el plato de pieles me parecio mas insipido y vacio de lo que puse en el post.

    --el salmonete, siendo un grandisimo producto me parece otro crimen no hacer un platazo con el, para mi visualmente lo dice todo.

    --el plato de bonito
    este si que parece a lo que dan en los hospitales, el pescadin soso, el caldin de pollo y la gelatina de postre, no esta a la altura de un restaurante asi.

    pues bien, eso se ajusta un poco mas a la realidad de mis gustos y/o opiniones
    con todo el respeto, por supuesto
    y al que le escandalice el que no todas las ovejas vayan con el rebaño ya sabe lo que tiene que hacer, no entrar en la barriga de lolo para no leer tonterias del tal lolo

    ResponderEliminar
  25. Ole Lolo con dos cojones.
    Catador de quesos.

    ResponderEliminar
  26. Esto son gustos. Está claro.
    Dentro de los míos sí hay un hueco para CASA GERARDO. A mí me gustó. No salí de allí pensando en que todo era perfecto, ni muchísimo menos. Pero sí que estuve en un restaurante de alto nivel.

    Es cierto que me gustó más la segunda vez, en la que disfrutamos de un maravilloso menú hecho para la ocasión, basado sobre todo en productos del mar, que la primera, en la que comí a la carta y me pareció que estando bien, tampoco era pa tirar cohetes.

    Igual que tú no alcanzas a entender esos platos de sabores sutiles y etéreos basados en verduras casi crudas (y la verdad es que yo tampoco); yo soy el que no tengo un paladar con suficiente nivel para detectar el grado de profundidad en tal o cual fondo o los componentes con que está elaborado. Y estando de acuerdo en que el salmonete hubiera mejorado con un toque de fuego, yo disfruté mucho con ese plato, o con la cigala; en los que el producto era el mejor que yo haya comido jamás.

    En cuanto a lo de la fabada, no soy tan radical como tú, pero a mí tampoco me gusta ese “conceto” de fabada. Ésta es lo que es, y lo que allí sirven a mí no me parece que sea lo auténtico. Vamos, que ni de coña es la mejor fabada de Asturias. Si la ponen así para que sea complemento del menú (para que no se haga muy pesado), me parece una equivocación. Pero si la pides de carta, también es así, con lo cual yo creo que desvirtúan un plato que tiene que tener su proporción de “elemento grasiento”.

    En lo que también coincidimos es el en arroz con leche. ¡Mira que yo tengo probaos arroces! Pues éste es insuperable, quizá los haya de igual nivel, pero superiores no.

    Y en cuanto al tema de los Morán y su actitud, tras una larga sobremesa hablando de lo divino y lo humano, y habiendo ido allí en "posición de prevengan" tengo que decir que ambos dos, a pesar de la incontinencia verbal de Marcos, me caen de puta madre.

    ResponderEliminar
  27. compangu
    dices que disfrutaste con la cigala (yo tambien, y mucho), pero tu cigala venia con el fondo ese gelatinizado extrañamente???
    apostaria que no porque hace bien poco tiempo ese mismo plato no tenia el fondo en esa textura
    voy a que la cigala era una autentica pasada, pero para mi jodieron el plato y es un crimen joder semejante producto porque yo no vi y menos probe cigalas de ese tamaño


    a mi la fabada directamente no me gusta
    para mi no es fabada
    y no quiero entrar en si esa es autentica o no, eso me da igual, solo se que no me gusta y sera lo que quieras, pero fabada no es
    el caldo en el que nadan las fabas es un caldo mayoritariamente de pollo (o a eso sabe)
    osea, que aparte del desgrasado posterior que le hagan o dejen de hacer, de base esa fabada, dudo mucho que me convenciera

    veo que mas o menos estamos de acuerdo, menos en el ultimo parrafo jejeje
    es coña, en contra de marcos no tengo nada, yo al que peor llevo es al padre
    despues de su intervencion estelar en salenor ya nada sera igual :-D

    ResponderEliminar
  28. CONSEJO A CAMPOVIEJO (ARRIONDAS)30 de octubre de 2011, 18:08

    llegara un dia en que cuando no adules ni invites a don lolo y comapñiia la manada se volvera contra ti como les pasa a los moran

    recuerda campoviejo , cuando las barbas de tu vecino veas cortar , pon las tuyas a remojar

    ResponderEliminar
  29. ya me extrañaba que no apareciera un lumbrera tremendo como el caballero que me precede en el comentario.
    no falla, si no opinas como la "masa", si criticas (creo que objetivamente) a determinadas casas siempre aparece gente como esta, peor bueno, esto va con el sueldo.
    gracias a dios dan pa lo que dan y sus argumentos no son demasiados solidos, de momento puedo estar tranquilo y opinar y criticar libremente ;-)

    al tema y aunque no merezca la pena perder ni un segundo con este hombre, o mujer
    en primer lugar te dire que si quieres darle un consejo al señor campoviejo o a quien sea (excepto a mi) no es este el lugar mas adecuado
    mandale un mail, llamale o lo que sea, pero este blog no es la via mas efectiva para que el señor campoviejo se entere del buen consejo que le das
    por otra parte estoy seguro que campoviejo te agradeceria infinitamente tu consejo, asi que te ruego que se lo hagas saber por las vias que anteriormente te dije (en su web esta su mail)

    ahora sigo, ojala un cocinero como campoviejo, al cual admiro profundamente, me adulase minimamente, pero creo que me quedo, conformo y agradadezco que me trate como al mejor y mas importante cliente del mundo, cosa que me consta que en esa casa hacen con todo el mundo.
    te puedo asegurar que en mi primera visita al corral y cuando ni los conocia ni me conocian de nada, me trataron igual de bien, tuvieron las mismas atenciones y me invitaron a lo mismo que en mi ultima y anteriores visitas.
    tengo a bien y por desgracia, pagar mis facturas, ojala alguien me invitase, pero hasta la fecha nunca tuve esa suerte
    si quiero que alguien me invite, tengo que ingeniarmelas para llevar a mi madre o mi padre y con suerte, igual pagan ellos
    el resto de mis visitas las pago yo campeon y te aconsejo que no sigas en esa linea porque sinceramente me toca bastante los pies, cosa que no suele resultar nada aconsejable

    y acabo diciendo que prefiero no averiguar tu ip y de donde escribes (me puede llevar unos 5 minutos) porque creo que habria bastantes sorpresas, asi que mejor para ambos dejarlo asi creo yo
    espero y confio no volver a verte por aqui, sinceramente

    ResponderEliminar
  30. Joder, qué manía tiene la peña de pensar que si hablas bien de alguien es por que estás untao. Este es el sentir general de este país. En fin...

    A lo que iba, Lolo, “mi” cigala no tenía un fondo nada espeso. Quizá todo lo contrario, era un caldín sin apenas fuerza (yo lo del café apenas lo noté) que no le quitaba absolutamente nada de protagonismo al bicho (descomunal bicho).

    ResponderEliminar
  31. Despues de tanto tiempo sin leerte, un placer volver a hacerlo. La vez que fui a Casa Gerardo, ni menu degustacion, ni nada, pitu caleya que me gusto. Al casu, no deja de ser un sitio frio. No se, comi bien, pero no enamoro como para volver.

    ResponderEliminar
  32. Por cierto, hay que aguantar a cada uno que.... Que yo sepa todos nos pagamos nuestras comidas que de criticos gastro no tenemos nada...babayos hailos en tolos llaos.

    ResponderEliminar
  33. ¡Coño Lolo!. ¿Qué más da que sepas la IP?. Lo más seguro es que sea dinámica y como mucho podrás saber la zona, pero saber el titular lo dudo mucho.

    Ni caso.

    ResponderEliminar
  34. toni
    si digo que puedo saber desde donde escribe (y quien es) es que puedo
    no suelo decir fantasmadas

    ResponderEliminar
  35. Y quien demonios es el listo.

    ResponderEliminar
  36. A LOS QUE DAN CONSEJOS (DONDE SEA)
    Usad vuestra inteligencia para algo mejor o probad a cerrar la boquita (para que no entren moscas, mayormente). La de los demás os lo agradecerá (la inteligencia, digo, no la boca).

    ResponderEliminar
  37. Hay muchos hosteleros temblando,no me estraña es culpa de la Guardia Civil, de los controles de alcoholemia, de aquellos que se compraban sus Mercedes con obra de mano barata o gratuita, de hacer pelota al politico de turno, al constructor, que no sabia hacer la O con un canuto y festejaba el fin de un contrato con un festín y putes, de pagar y digo pagar a críticos gastronómicos asturianos para que hablen bien de sus Guaridas o Guarredidas.REAl.
    Pues bien todo esto se acabó, Game Over, por eso necesitamos a gente con dos cojones, al Lolo por lo que dice, al Campoviejo por lo que hace con dos cojones tambíen... Joder que largó al mismisimo Garcia Santos de su local, ese impresentable que se tuvo que ir para Alicante, a facturar Lo MeJor de La Gastronomia... y es que algunos, por GRACIA, no nos dejamos sodomizar.
    Así de facil al anonimo, y al que da consejos.
    OeOeOeOeOeOeOeOe
    Sigo cantado y catando Quesos

    ResponderEliminar
  38. ¡Ay sr. CONSEJERO! ¡LO QUE HAY QUE LEER!!!
    Será este otro de tantos casos, de los que vienen a corroborar que cree el ladrón que todos son de su condición.

    Me gustaría verte pilotando tu propio blog; cuando veas el poco trabajo que te cuesta y lo mucho que te invitan, serás una persona mejor.
    Ya sabes, no hay tiempo que perder; ¡ponte a ello!!!.

    ResponderEliminar
  39. Pues en el twister ese te han puesto bonito Maribona y Jorge Guitian. Al menos el primero es crítico gastro; el otro es organizador de congresos, pelotillero profesional y buscador de comidas gratis. Viva la libertad de expresión!

    ResponderEliminar
  40. anonimo
    menuda putada que me acabas de hacer amig@
    en la vida habia entrado en twiter y llevo un rato investigando como va el negocio ese
    creo que acabo de ver lo que tan ilustres personas opinan sobre este humilde blog y este humilde bloguero, no puedo sentirme mas que alagado que esos grandones de la gastronomia pierdan su valioso tiempo mentando este blog que solo escribe desde el resentimiento y que esta tan condicionado
    en fin, mandalos a tomar por ... ye poco
    si eres tan amable pon aqui lo que el sr maribona dice que de eso lei poco o no lo supe encontrar, espero y confio en que no se haya columpiado...
    muchas gracias
    pd.: por si a algun debil mental se le ocurre, no me invitan en casa gerardo :-DDD
    en todas las demas si, y varias veces al mes

    por cierto, aparte de esos dos, vaya lumbreras que hay por esos mundos de dios, grandes profesionales y entendidos de cojones, asi nos va en este gastromundo, costara tanto decir loq ue se piensa y siente sin pensar en lo que puede suponer para los gastrocapos??
    pero que haran esos gastrocapos por la gente que les lame el culo??
    a todos los lameculos les invitaran??
    no creo, en estos tiempos, asi muchos tienen la lengua sucia y gratis...
    alla ellos
    yo cuando vuelvo a llenar el gochin vuelvo a comer, hasta entonces a comer macarrones en casa

    ResponderEliminar
  41. Siento que te hayas enterado por mí, pero me parece tan cobarde criticar esta entrada sin darte el derecho a replica que me pareció obligado avisarte.

    Básicamente la cosa es así:

    J.Guitián escribe: "Leo un post que es ejemplo de prejuicios desde los que no escribir. Lo siento, porque es de alguien del que me hablan bien.Pero de unas ideas previas tan condicionadas no puede salir nada constructivo ni que aporte nada. Una pena" y acto seguido enlaza esta entrada de tu blog.

    C.Maribona escribe: "Creo que es peor darle publicidad a textos como este. ¿De verdad te hablan bien de él?"

    J.Guitián responde: "Pues si. Una pena, porque ese es el tipo de textos que hacen daño al prestigio de los blogs en general, en mi opinión".

    C. Maribona: "Lleva ocurriendo mucho tiempo. Y va en aumento. Un arma muy peligrosa en según qué manos. Por eso no conviene darles aire".

    Eso es todo porque en twiter no se pueden escribir más de 140 carácteres. Si no a saber lo que hubieran escrito.

    Lo dicho: muy respetuosos con la libertad de opinión. Que les den.

    Un abrazo. Un seguidor gallego.

    ResponderEliminar
  42. galleguiño
    muchisimas gracias
    voy a abusar de tu confianza y te voy a nombrar espia oficial para twiter de la barriga de lolo jeje
    no digas quien te paga que si no la liamos
    con la iglesia hemos topao!!!

    en fin, prefiero no hablar ahora porque ando un poco calentuco, vamos a reposarlo un poco jeje

    pero parece que el señor maribona me conoce de algo, tal vez sea asi, una vez coincidimos en un evento, pero es otra historia...

    ResponderEliminar
  43. Trankilo, Antonio. Ese trabajo te lo hago igual de gratis que las comidas de Maribona. Aunque me parece peor la actitud del otro, que es el que tira la piedra y esconde la mano. Pero quien coño se cree para enlazar una entrada de tu blog (sin tu permiso), rajar de ella y publicarla en una red social a la que se conectan millones de personas? Además, el tío se queda con el principio de la crítica y pasa del resto.

    En fin, dejemos a estos dos.

    A mi Casa Gerardo me pareció muy bueno en mi única visita, también pedí el degustación largo. Eso sí, tampoco me convenció la fabada. Lo que se mí parece (y nadie ha comentado) es lo ajustado del precio del menú largo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  44. Joder, joder, joder... Flipo en colores.

    Del uno no puedo hablar mucho, porque básicamente no lo leo. Lo intenté hace tiempo, pero como decían en la película "El Desencanto": en esta vida se puede ser de todo menos un coñazo. Pues eso.

    Y del otro, con el que también coincidí en una ocasión y me pareció un señor bastante amable, está claro que no puedes criticar absolutamente nada de sus amigos. Se lo toma como una afrenta personal. Y eso mosquea... y mucho.

    ResponderEliminar
  45. Ja ja ja, Compangu. Lo de Guitián es tal cual, un peñazo de los gordos. El problema es que el tío va de gestor cultural, lo que me parece una pedantería de la o.

    En cuanto a Maribona yo lo tenía (y aún le tengo) en buen concepto. Pero últimamente ha chirríado bastante. Perdona todo a sus colegas y a otros, como a David Muñoz, no le pasa ni una. Feo gesto.

    ResponderEliminar
  46. Sin ánimo de polemizar y por lo que he leído de sus críticas yo también creo que Maribona pone el grito en el cielo cuando se critica a uno de sus amigos. Acordémonos de la polémica con eldiletante años ha.

    Me extraña más de Jorge Guitián que diga eso de una opinión contraria a la suya ya que ha escrito bastante sobre Casa Gerardo y muy elogiosamente. Y me extraña más porque tengo en buena estima la opinión de Guitián y su experiencia y saber en estos temas.

    Lolo, no dice simplemente "no me gustó" sino que razona el por qué. Se puede estar de acuerdo o no, pero lo hace con criterio.

    ResponderEliminar
  47. Y tranquilo, Lolo. No estás solo. A no ser por algún motivo nuevo que hoy en día no logro vislumbrar, yo tampoco pienso entrar en Facebook ni Twitter. ;-) ;-)

    ResponderEliminar
  48. Reitero mi opinión de siempre: a esto se le da demasiada importancia, todos (nosotros incluidos). La opinión de cualquier bloguero -o usuario de otras redes sociales- no es más que un comentario coloquial de un particular sólo que hecho público, demasiado público. Quien pretenda un ejercicio profesional a través de estos medios puede que gane precisamente eso, publicidad, pero se arriesga a que el rigor, si lo tiene, se diluya. Allá cada cual con su intención y su capacidad.
    Entre otras cosas, por eso cada día escribo menos por estos foros.
    Dicho esto, me incomoda que Jorge Guitián haya tomado así tus palabras. Que coincida o no en gustos es una cosa, que tenga un estilo diferente escribiendo es otra, pero esa reacción...
    En cuanto a Maribona entra en una fobia especial y rara de los que ejercen la crítica profesionalmente: obsesionarse con la opinión de particulares. No obstante, si como profesional entiende tan desacertada tu versión debería desmontarla profesionalmente a su vez. Porque -una vez más, estilos aparte- tu exposición no se diferencia demasiado de la de un crítico así que habría que entrar a fondo en qué argumentos tuyos son tan disparatados para descalificar así tu texto.

    ResponderEliminar