Seguir por email los post

jueves, 21 de julio de 2011

Can fabes





La verdad es que no sé muy bien cómo enfocar este post, incluso no tengo demasiado claras las conclusiones que saqué de la experiencia.

Me gustó, y mucho, pero no sé si tanto como debiera, como me hubiese gustado, no sé si es porque en el fondo, cada vez más en el fondo, sigo creyendo que en un restaurante así hay que buscar ese plus, enamorarse y poder morir tranquilo después de una comida, en este caso, quiero otra comida por favor.

Y me refiero a ese plus, como un plus estrictamente de cocina, porque el resto de elementos que componen una experiencia así está al más alto nivel que yo conozco, desde que entras por la puerta hasta que te vas parece que entras en otra dimensión, en otro concepto de restaurante, en otro ambiente, en otro mundo, eso sí que me enamoró y desgraciadamente el resto de restaurantes que me quedan por conocer me temo que inevitablemente saldrán mal parados.

Igualmente no puedo parar de pensar en cómo sería esa cocina cuando el señor Santamaría estaba detrás de esos maravillosos fogones(no en sentido estricto, porque seguro que no “cocinaba”), en lo que me perdí, en que quizás no me haya perdido nada, quién sabe????

Me da enorme pena escribir esto que voy a hacer por que no sé porqué, pero le tengo simpatía a ese restaurante, de algún extraño modo me enganchó y no por ser mi mejor comida ni mucho menos. Fuimos a cenar un día por semana, de julio y éramos 3 mesas solamente, llamé a la hora de comer del mismo día para hacer la reserva con la convicción de que sería imposible ir a comer en todas las vacaciones, pero no había problema si quiera para el fin de semana, ojalá me equivoque porque de esto no tengo ni idea, pero no sé lo que lo podrán aguantar sin el nombre de Santamaría …

El restaurante está en un pueblo normal, no destaca especialmente por nada, está como el Calatrava en medio de Oviedo, lo mismo, la preciosa masía catalana esta rodeada de otras no tan majestuosas y metida como a calzador, el entorno no es bonito, no hay vistas, no hay nada, pero tampoco se necesitan, la magia esta de puertas adentro.

Llama la atención la fachada principal del restaurante, con sus luces que cambian de color en plan modernista, violeta, verde etc.

Como yo no tenía programada la visita y fue fruto de un calentón, no tenía en la maleta ni un solo pantalón largo. Al hacer la reserva y como ya me olía el tema, dije que estaba de vacaciones, de paso, y que no tenía ropa adecuada, sólo tenía chanclas y pantalones cortos, que ignorana si supondría un problema.

La amable persona que me cogió el teléfono y gestionó la reserva pronto lo solucionó y con el mayor espíritu de solucionar problemas que conozco me dijo que si yo no tenía problemas en la casa me dejaban la ropa adecuada, que todo se soluciona, que no me preocupe.

Al llegar con mis chanclas de 1 euro del primark y mis pantacas de 3, me dejaron unos pantalones adecuados y me llevaron a un vestidor, me cambié y nos acompañaron a la mesa.

Una preciosa mesa en un íntimo comedor de madera y piedra separado del resto por una puerta de cristal con capacidad para dos mesas, inmejorable para la ocasión.

Luego, al finalizar, haríamos una visita guiada por todo el restaurante, por las cocinas, bodega, salas, todo, impresionante, sólo la zona de la cocina de panadería y pastelería es mayor que la mayoría de los pisos en los que vivimos.

A un cocinillas, cotilla de cocinas como yo, siempre se le van los ojos a la cocina, donde se veía trajinar al que creí reconocer como Xavier Pellicer que entiendo es quien lleva las riendas ahora.

En la posterior visita a la cocina, el amable personal nos mostraba una mesa en la que si lo deseas se puede comer, sacrificas un poco la comodidad y el silencio por vivir la cocina, en ese momento se me cayeron las pistolas al suelo y sólo pude decir, eso decirlo antes hombre!!!! Al reservar por dios!!!!! Me hubiera encantado comer allí, yo habría disfrutado como un auténtico enano, una pena y lástima porque no creo que vuelva al restaurante, ojalá que si, así que si alguien tiene prevista la visita (don danin) y no le incomoda el trajín de la cocina, creo que será una experiencia insuperable.

Bueno, volvemos a la mesa en la que nos acomodaron, los ojos se van a un precioso plato base que preside la mesa, con el logo del restaurante, no hay detalle que falte en toda la visita, es increíble.

Nos traen la carta, preciosa, artística y escasa y preguntan si queremos tomar algo antes, un aperitivo o algo, le pregunto si tienen carta de cervezas, me dice que no, pero que tienen una artesana y me hablan un poco de ella, me convence y disfrutamos de una buena cerveza rubia tipo lager, turbia y con personalidad, evidentemente sin filtar y curiosamente desplegando un monton de aromas poco característicos de las cervezas, un amargor brutal y una final muy seco, una pena no recordar que cerveza era, solo recuerdo que era de Rubí. Desde aquí reivindico la buena cerveza en la alta restauración, tiene su espacio y es una tarea pendiente.

Yo tenía claro que quería el menú de verano, nos toman nota y a velocidad de vértigo empiezan a desfilar los aperitivos.

Para ser más exactos, antes llega (cómo no…) una mantequilla, neutra, poco que decir, ahí se quedó.

Los guiños a la cocina francesa son constantes, tanto en sala como en cocina, este no es un restaurante al uso, normal, como otros, es el último gran restaurante.

Todos y cada uno de los platos vienen tapados con una “campana” de esas, siempre vienen dos camareros y más coordinados que un equipo de natación sincronizada, levantan las campanas a ritmo de un chin y muestran el plato, parecen el box de red bull cambiando ruedas.

Es curioso ver a un servicio tan joven seguir esos rituales tan “antiguos”, a mí personalmente me gusta un poco más de informalidad, no tanta rigidez en las formas, pero he de reconocer que me cautivó este restaurante, este personal y esta sala.

A la postre, en la factura observo cómo hay 12 euros por persona en concepto de mantequilla, pan y aperitivos, esto es un eterno debate, así que os lo dejo a vosotros.

Pronto llega el pan, el sufrido camarero viene carretando casi al hombro una gigantesca cesta de pan, pan que elaboran en la casa todas y cada una de las mañanas, un espectáculo, da gusto ver y estar en un restaurante que da la importancia que se merece al pan, pan que solo venía ligeramente penalizado por el paso de las horas, no me quiero imaginar lo que debe ser esa cesta a la hora de comer…

Había pan de leche, de pagés, espiga de maíz, baguette, de aceitunas, coca de aceite, 5 cereales y seguro que se me olvida alguno, como no nos pudimos decidir por uno, nos prepararon una pequeña degustación de todos, impresionantes todos.

Destacar el trabajo extra que supone para una cocina elaborar su propio pan, muchas horas ahí detrás, mucha dedicación, gracias.

También llega un platín con aceite, al igual que cuidan el pan, descuidan el aceite, te ponen el platín ahí no te dicen nada, ni que tipo de aceite ni nada, le pregunto al camarero y me cuenta 4 nociones básicas sobre que es un aceite exclusivo de la casa y bla bla bla.

Empezamos con los aperitivos, un poco embarullado todo ya que traen varios simultáneamente, yo preferiría uno a uno y dando al comensal el correspondiente tiempo para disfrutarlo. Igualmente me hubiera gustado que nos acompañara durante la cena el menú escrito para no perderte por los platos.


En primer lugar aparecen 4 mini aperitivos, Mousse de mozzarella y tomate confitado a la albahaca, gelatina de PX, otro de bacalao que no recuerdo y una tartaleta de hamburguesa de bonito, correctos todos ellos y perfectos para empezar a hacerte una idea de lo que está por llegar.

Llega nuestra versión del pan tumaca y a la vez la navaja, pil pil de albahaca y manzana.

El primer aperitivo es una galleta en cuyo interior se aprecia un buen aceite de oliva, una gelatina de agua de tomate y un maravilloso jamón extremeño del que creo que es el más caro del mundo, el de Maldonado.

La navaja me decepcionó un poco, el producto podría ser de más calidad, era pequeña y no decía demasiado, nada que ver por ejemplo con las navajas del corral del indianu.

El resto del plato intuible con el nombre, un pil pil sutil y ligero y un poco de manzana para refrescar.

Antes de acabar el último bocado de estos aperitivos, ya traen otros dos, cucharada de ostra con carrillera y tendón de ternera y el tartar de serviola con cereza macerada y oporto.

La ostra se convirtió en uno de esos selectos platos que pasan a formar parte para siempre de ese pequeño grupo que siempre recordarás. Una ostra de una calidad superior, perfecta de punto y un fondo meloso, gelatinoso, sabroso, que no está al alcance de cualquiera. Sinceramente me recordó mucho no, muchísimo, al fondo de un plato del Celler con oricios, aquel era sólo de tendones. Es un plato para amantes de los sabores.

El tartar de pez limón es eso, un tartar de este gran pez azul, no tan sabroso como otros azules, más delicado, parecido a la corvina (no a esa mierda que venden ahora de pisci), una típica cereza macerada y un ligero gusto a oporto, igualmente muy intuible, nada sorprendente, pero el conjunto funciona bien.

Llega el primer plato del menú, bullabesa con algas y berberechos-perfume de pastis.

En primer lugar, no soy demasiado objetivo porque odio ese licor francés anisado llamado pastis, evidentemente tampoco me va el anis, pero el pastis….

Con lo cual me parece excesivo a todas luces abrir los berberechos en pastis, el anisado se impregna demasiado en los insuperables berberechos.

Una sopa fría de bullabesa, como decía el gran Escoffier “caldo de sol”, no es otra cosa que una sopa mediterránea de pescado ligeramente perfumada, de nuevo, guiño a la France.

Unas algas japonesas que no aportan más que en el plano visual, una gelatina de hinojo y una espuma de perejil y estragón.

Espárragos blancos-sabayón al jazmín.

El sabayón es una crema emulsionada de yema de huevo, en este caso perfumada con jazmín, excesivamente perfumada para mi gusto, ese aroma tan floral domina el plato, lo invade, lo hace hasta incomodo.

Y si fuera poco el sabayón, cuando te comía una flor de jazmín ya era como una bofetada, como beberte un bote de colonia, muy cara y de las güenas, eso si…

Los últimos espárragos de la temporada son otro cantar, ya puedo decir que comí espárragos con mayúsculas, un producto tan desconocido como interesante, una maravilla.

Cigala de Blanes-carbonara ahumada.

Platazo, así, sin más.

Una cigala sublime, insuperable, con un punto perfecto, vuelta y vuelta, poco hecha, tersa, dura, una explosión de sabor, apuesto a que pocas horas horas antes andaba cigaleando por las aguas de Blanes.

Al lado, una “sencilla” emulsión de carbonara con un punto ahumado perfecto, sublime el plato.

Cabra de mar-como una creme brúlee y caviar. Más Francia, en este caso adaptando un fantástico postre a un plato salado.

Presentan el plato como centolla, nata con carne de centolla desmigada, manzana verde en aceite de finas hierbas y caviar imperial.

No soy demasiado amigo de la nata y mantequilla en la cocina (salvo para los postres), pero prometía este plato, cuando lo vi me pareció de lo más apetecible.

Al probarlo la cosa fue un poco decepcionante.

Yo entiendo que si el nombre del plato empieza por la palabra centolla, pues mi cerebro inevitablemente espera encontrar centolla, sabor a centolla, y en este caso era de lo más sutil, si no te lo dicen no lo dirías jamás, un pobre ignorante como yo por lo menos.

El resto del plato bien, pero de centolla nada de nada.

Tal vez sea que estas cabras de mar no sean como nuestros bravos centollos del cantábrico, son una especie mediterránea de crustaceo muy parecido visualmente al centollo y por lo que pude probar mucho menos sápido.

Ah, el caviar una cosa de otro planeta…bufff

Pescado de la lonja, calabacines tiernos y almendrucos.

La lonja de Blanes quiso obsequiarnos ese día con un magnífico ejemplar de mero negro, una especie desconocida para mí.

Su cocción perfecta, poco hecha, su tostado, punto impecable, ASI y con mayúsculas es como me gusta el pescado.

Acompañaba una tempura muy fina de flor de calabacín, maíz tierno y una emulsión de almendra tierna.

Aquí huyen de la palabra espuma como de la pólvora, todo son emulsiones jeje.

Este plato lo componían dos partes, una es esta que os cuento y otra era una fina y delicada crema de la misma flor de calabacín, para acabar con ella después del plato principal de pescado.

Cordero lechal de la Cerdaña-albaricoques y cuajada perfumada.

Los guiños al producto local son constantes, me gusta. La Cerdanya es una zona de Cataluña.

Poco que decir de la carne, perfecta de punto, sabrosa, tierna, lechazo, nada sorprendente, acompañaba un fondo de su propio jugo muy correcto, albaricoque asado y pan de especias.

Resaltar el albaricoque asado, va perfecto con el lechazo, un buen matrimonio.

Aparte y dentro del mismo plato sirven una cuajada de leche de oveja con las mollejas del cordero.

La idea es genial, una fresca cuajada que ayuda a limpiar tanta grasa del lechazo, el único problema es que cuando masticas un trozo de molleja más que limpiar el paladar lo inunda más aun de una grasa muy persistente.



En este momento nos cambian el precioso plato base, a mí me da pena porque es precioso, pero nos traen otro para el apartado dulce de la comida.

Quesos Fabes.

Aquí tuve mala suerte, me pusieron un queso que estoy cansado de comer, un azul fácil de leche cruda de vaca y pasta no prensada, es un fourme d’ambert, a mis dos pequeñas bestias les encanta.

Me consta que en esta casa dan una gran importancia a los quesos, cosa que agradezco y valoro enormemente, solo con ver la parte de la cocina que tienen para los quesos, como los conservan y demás, te haces una idea…un sueño y una envidia para el resto de restaurantes.

Un prepostre, sorbete de melocotón, espuma de tomillo, crema de zanahoria y naranja y en el fondo una gelatina de maracuyá.

Cumple su función a la perfección, ya tenemos el paladar en perfecto estado de revista para enfrentarnos a lo que queda por llegar.

Frutos rojos, tártaro de fresón, aceite de oliva y pimienta.

Poco novedosa combinación, me dejó un poco frío el postre y siendo el único del menú más aun, por no hablar que no me parece muy equilibrado un prepostre de fruta y un postre de fruta.

Acompañaba un vasito helado con el propio jugo de los frutos rojos.

Ahora llega un post-postre

Un vasito muy agradable que calmó un poco mis instintos más llambiones, creo recordar que algo con toffe o similar

Acabamos con una selección de pequeños dulces, sin duda alguna los mejores petits fours que vi en mi vida, a estas alturas ya pensaba que poner un solo postre era un acierto.

No hablamos nada del vino, con mucha diferencia y en mi humilde y poco formada opinión, aquí disfrute del mejor servicio de vino de mi corta vida.

El sumiller, Juan Carlos Ibáñez, es el mejor profesional que conozco.

Aparte de la carta de vinos, cada semana presenta en una libreta escrita a mano, una selección de vinos recomendados por la casa, varios de ellos embotellados exclusivamente para el restaurante.

Como no podía ser de otra forma tiré para mi segundo amor, la riesling, eligiendo esta vez un vino quo estoy seguro no olvidaré, un Dr. Bürklin Wolf vendimia tardía (spatlese) pero tocken (seco).

Un vino del 99 que estaba en un momento impresionante aunque seguro que le quedaba vida por delante aun.

Tenía una acidez descomunal que podía con todo, no agachó la cabeza con ningún plato del menú y aunque la idea era pedir una copa de tinto para la carne tiramos hasta el final con él.

Qué color, qué nariz, qué vinazo, sencillamente exagerado.

Al principio estaba un poco cerrado y le costó abrirse, pese a que el sumiller no es muy amigo de decantar estos vinos, lo tuvo que hacer porque no acababa de abrirse, luego se quedó impresionado de lo que empezaba a dar el vino, y yo más, mucho más, un vino para no olvidar.

Destacar que todo este proceso lo hacía el sumiller en una mesa cercana a la nuestra, mostrando y explicando en todo momento lo que hacía, como lo hacía y porque lo hacía, cómo evolucionaba el vino, muy enriquecedor.

Y poco más que contar, al final de la cena nos enseñan el restaurante, cocinas y todo, todas las dependencias y entonces me quedo totalmente enamorado de la casa, es un sueño, esa cocina es aquella cocina a la que todas las cocinas quieren parecerse.

Creo que fue en el 2005 cuando la ampliaron y remodelaron, justo cuando pusieron las habitaciones del hotel.

Pues poco más, el lolo devuelve sus pantalones de pinza y vuelve a poner al aire sus peludas y gordas canillas y con gran pena y entre una abrumadora amabilidad se despide del personal y se va soñando despierto con lo maravilloso que es esto del comer.



52 comentarios:

  1. Repito lo de siempre: un menú con 5 de los 10 platos salados con marisco es un menú DESIQUILIBRADO, lo haga Can Fabes o el Sursum corda. Y no es por el marisco, cámbiase el ingrediente por otro y opino lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. En cuanto a la comida en sí, no se, leyendo tus explicaciones y viendo las fotos no da la impresión de que hayas comido en un 3 estrellas.

    ResponderEliminar
  3. no habia pensado en ese desequilibrio toni, pero puede ser, no obstante, a mi me parecio un desequilibrio muy acertado jeje.

    con respecto a la comida y a los 3 estrellas, cada vez que voy a uno salgo pensando lo mismo, las estrellas no las da la comida...
    en la ecuacion influye en un tanto por ciento bastante inferior al resto de factores, sala, etc etc, asi todo, despues del celler, fue con mucho el mejor 3 estrellas, mucho mejor que los vascos (a falta de arzak)

    ResponderEliminar
  4. Lolo, se te echaba de menos por aquí, una laegría leerte.
    Bueno con las decepciones que llevabas encima esta parece que fué al menos notable, no?.
    A mí lo que me rechina es tener que ir de una forma determinada de vestir. Una cosa es llevar cubiertos los pies por aquello de la higiene, eso correcto, pero no poder llevar pantalones cortos?, para mi motivo suficiente para no entrar.
    Cuando veo la carta de platos casi me caigo del asiento, no estoy acostumbrado a ver esos precios, sin embargo aunque me parece una pasta el menú me parece accesible...

    ResponderEliminar
  5. Lolo, enhorabuena por haber escrito uno de los post más honestos que he tenido el placer de leer.

    Yo no he comido en Can Fabes; sólo he ido a comprar un libro y he salido más alucinado que del 90% de los restaurantes en los que sí he comido (se salvan Casa Marcelo, CDC, Maruja Limón, E.C.D.I. -Arriondas-, Sant Pau y pocos más). Eso si, para que veas que un post sin comida, nos es un post del todo vacío; yo había advertido lo del mesa del chef en mi escrito ;)

    De hecho el que hayas comentado que esa cocina es la envidia del resto de las cocinas y que el servicio, no hará si no dejar al resto en dudoso lugar; son sensaciones que comparto al 100%

    Has hablado también de algo interesante; la vestimenta. Yo disfruto como un enano comiendo unas sardinas p. ej.con los pies en la arena, o un bocata con una sólo una fina capa de crema protectora sobre mi piel con el lorenzo tostándome las ideas, una leve brisa marina y tal Pascual; pero suelo preferir ritual de duchita y ropa recién planchá, para dejarme caer en un restaurante de estos. No estoy a favor del uso de corbatas ni demás prendas sociales y menos, de modo obligatorio. Manías de cada uno, supongo.

    Dicho esto, la gestión del restaurante me ha parecido más que perfecta. Yo he comido y cenado con pantalón corto en más de una ocasión; pero estando yo en BCN y con la mesa recién reserbada en el Dos Cielos, se me ocurrió llamar por si habría algún problema por la indumentaria (estaba pelín preocupado, más que por el pantalón corto, por mis zapatillas verde galáctico) y me recomendaron amablemente, que dicha indumentaria fuese sustituída, caso de ser posible. Me fastidió un nadita, por tener que subir al hotel a "abrigar" las patas estando a más de 30 ºC; pero más me fastidió que al lado de mi mesa hubiese dos fulamnos jamando en pantalíon corto y chanclas (por envidia hacia ellos, no por aprensión).

    En cuanto a la manduca, cada vez estoy más seguro que nada supera a tu amigo de Arriondas (aunque al final de esta Biblia en verso, me atreveré a hacerte una recomendación), ni siquiera triplicando el precio.
    Lo que es innegable, que pese al sablazo de la mantequilla y servicio, el raudal de aperitivos y pettit fours el la repera y me da la impresión de que están de morirse. Yo me tomaría dos o tres cafés y copa, si salud y cartera me lo permitiesen.

    Lo dicho Lolo, me alegro de que hayas soñado despierto, gracias por la cronica, por tu honestidad y perdona por el Quijote este...

    P.D.: MI recomendación; me voy a mojar en agua helada:
    Tras haberte leido en el 90% de tus entradas publicadas (también las antiguas); no puedo si no recomendarte que cuando pises Galicia con ánimo de tocar el cielo gastronómico, reservéis PREVIAMENTE en Casa Marcelo una mesa con vistas a la cocina (menos dos, todas la tienen) y entres al teatro del sueño gourmet. Este restaurante sólo se lo desaconsejo a los aficionados que odian los menús degustación y las cocinas a la vista. A ti te pido por favor que vayas y disfrutes de un espectáculo de los fogones, como no he visto otro.

    ResponderEliminar
  6. Je, je. Danninland, ¿tu penúltimo comentario lo dirás por mi ¿no?. ;-)

    Si es así acertaste a medias. Sí con lo de que no me gustan las cocinas a la vista y menos comer en la mesa del "chef" al lado mismo de la cocina como también en el Assinatura lisboeta. Y no con lo menú degustación. Sí me gustan siempre que no sea menú único y me den opción de carta. Y mucho menos el sistema de algún restaurante como uno que estuve en Francia en semana santa que no solo era menú único sino que encima sorpresa del chef.

    ResponderEliminar
  7. gracias sibarita, en cierto modo yo tambien echaba de menos esto
    no se si de notable, hubo claros y sombras, pero disfrute y fui feliz alli, cosa que desgraciadamente no pasa siempre.
    yo soy un poco mangante con las imposiciones sociales, pero no se porque pero en este caso no me supuso problema alguno, quizas sea que me gusta demasiado comer e ir a estos sitios jeje

    la carta es cara, evidentemente, pero no es una carta al uso, cada plato se compone de dos platos, dos platos con preparaciones distintas basandose en el producto que sale en la carta y creo que son muy buenas raciones.
    este menu de 140 eur creo que no se desfasa para nada, el bromista del akelarre es mas caro por ejemplo y de ahi si que sales riendote a carcajadas

    ResponderEliminar
  8. bueno, lo primero decir que aun no me creo que os hayais tragado el post entero, creo que se me fue de las manos, debe ser este maldito calor y la lejania de mi cantabrico que me funden el cerebro

    ResponderEliminar
  9. Toni, lo cierto es que lo decía, sobre todo, por dos de las personas con las que compartí mesa en Cocinandos. A uno no le gustan las cocinas a la vista y el otro las odia; aunque curiosamente uno de ellos considera a Marcelo, tras dilatada experiencia en su casa, como el mejor cocinero gallego. El otro aprecia su cocina, pero eso de que se le pongan a fregar en los morros, no lo soporta y yo, que si lo soporto de buen grado; lo comprendo.

    Por cierto, el Assinatura, ha sido uno de los posts que más ganas me han dado de cojer el carro y tirar corriendo pa un restaurante. De hecho, llegué a reservar en abril (coincidiendo con un viaje a Leiria -preciosa ciudad-) y no pude ir por culpa de una muela. Creo que no se lo tomaron nada bien...

    ResponderEliminar
  10. Lolo, creo que es el mejor post que te he leído,independientemente de que te haya gustado más o menos el restaurante. Me imagino que te ha llevado su tiempo escribirlo y darle vueltas antes de publicarlo.
    En cuanto al restaurante en sí, a mi me parece muy atractivo tanto el menú como el buen servicio y las atenciones que os prodigaron. Creo que en parte a esto se debe el cariño con que lo has escrito y que se palpa leyéndolo.

    ResponderEliminar
  11. danin
    antes de nada pedirte disculpas y sobre todo flagelarme por no haberme enterado en tu post de lo de la mesa de la cocina, lo jodido es que lo lei antes de ir, pero ya estaba de vacas y lo lei corriendo, no me lo perdonare, creme que para mi habria sido muy importante :-(
    yo no tengo ningun problema con la "etiqueta" de can fabes, solo ponen prohibido ropa deportiva, ademas si no te gusta no vas y punto, no problem

    el tema de los 12 euros de aperitivos y demas en este caso me parec mas que justificado, los aperitivos son casi medio menu (se que exagero), no me molestó
    ademas, tu que conoces esa cesta de panes, solo por el pan pagaba yo 50 euros...

    yo tenia mas de una hora de coche hasta casa y estaba muerto de sueño, las noches son duras en un apartamento de vacaciones con dos bestias de año y medio totalmente descontroladas por sacarlas de sus rutinillas, asi que nada de sobremesa, copa ni nada, una pena porque es un restaurante para disfrutarlo en ese aspecto e ir sin prisas

    no te lo vas a creer pero te iba a mandar un mail pidiendote consejo sobre un gallego, voy a ir a uno y queria que me recomendaras por cual empezar, ya veo que lo has hecho, creeme que tomo nota, espero ir en agosto, ya te cuento

    ResponderEliminar
  12. muchas gracias manu, de verdad
    es facil escribir de determinados sitrios, este es uno de ellos
    estoy de vacaciones y lo escribi bastante rapido, digamos que "salio solo"

    ResponderEliminar
  13. Hombre Lolo, lo de no leerme era coña jejeje

    Espero que si vas no te arrepientas; eso si, yo tengo una extraña costumbre que siempre ma ha dado buenos resultados.
    Lo digo por si tienes a CDC en tus planes. Yo SIEMPRE lo dejo para el final. Valla a Maruja Limón, al Sant Pau, a Marcelo o al Celler...

    No se explicar muy bien por que te recomiendo esto, pero es por dar ideas; A mi me encanta, aunque luego no suelo hacer ni caso...

    ResponderEliminar
  14. joer compañero, estoy un poco nublao de rodaballo a la parrilla y cerveza, no entiendo un pijo lo que me quieres decir jeje
    que deje cdc para el final??
    cdc siempre esta en mis planes, me muero por volver, el problema que tengo es que siempre lo tengo hacer en plan maraton, ir, comer y volver
    asi que un dia casa marcela y otro cdc que ya va tocando :-)

    ResponderEliminar
  15. Antoniooooooooooo eres un perro, de vacaciones a 800 km y pegándote homenajes.
    Nos tenías abandonado y ahora muertos de envidia pero en breve me voy a las Galicias y me voy a pegar varios homenajes (sacados del blog de daniland,claro).

    Respecto al tema culinario, nada que objetar, lo único que rondando los 200 € por persona sobrepasa mi presupuesto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. 800 km?? alguno mas de 1.000 :-(
    ahi si que me das envidia tu a mi
    vas a casa marcelo???
    lo tengo entre ceja y ceja ahora...
    y si, paso de 200 pavos por cabeza, el menu son 140, pero en estos sitios te soplan hasta por respirar, aperitivos, ivas, vinos estratosfericos, la cerveza 11 eur, cafes a 7 eur etc etc etc.... una pasada, pero vale mas no pensarlo jeje
    pasalo bien por las galicias, espero tener algun post mas cuando vengas y coger carrerilla jeje

    ResponderEliminar
  17. Lolo, perdóname, estoy con cambios de turno y ni yo se lo que digo... ....el caso es que me has comprendido bién. Ojalá disfrutes y si no a por otra :)

    Ovetum, te estoy muy agradecido de que me tengas en cuenta, pero me da algo de miedo cuando alguien se fia de mi demasiado (soy muy inseguro, aunque pueda no parecerlo).

    Eso si, dependiendo de por donde te vayas a mover, puedo recomendarte sitios que sólo he posteado en una ocasión y pueden pasar injustamente desapercibidos. Es más, me vengo arriba:

    A Coruña; Alborada, CasadeCoemestibles, A Estación.

    Ferrol y alrededores: Casa Pendas, O Gaiteiro (sólo por encargo), A Gabeira, Andarubel (más sencilloy económico).

    Santiago -en poco más de 1 Km tienes 5 que son la pera- : A destacar Casa Marcelo y Pedro Roca.

    Ponevedra ...: Culler de Pau, Solla, Pepe Vieira, Yayo Daporta

    Vigo y sur: Maruja Lemon y Silabario.

    Ourense: GALILEO y A Fabrica de Vilanova (en Allariz, para servidor, una de las zonas más bellas de la geografía gallega).

    Lucus: Paprika y España

    Sea el que sea, disfruta.

    ResponderEliminar
  18. Lolo, estoy de acuerdo con Manu: es uno de tus post que más me gusta, se nota la pasión. Me atrevo a decir que, leídos entre líneas, sólo El Corral del Indianu y El Celler de Can Roca te "suenan" igual. Aquí tú señalas explícitamente que te faltó un puntito de cocina para disfrutar por completo pero tus propias palabras te traicionan en parte. No sé, yo veo un menú que me parece sugerente, mucho. Tanto como para ignorar su desequilibrio, si se quiere ver así. Lo que en cambio no ignoro es el precio: excesivo. Me da igual qué más ofrecen ciertos grandes sitios además de cocina. De lo que me he "borrado" yo es de determinada escala de precios, lo siento. Se quedarán en deseos, en sueños, hasta que la loto diga lo contrario. Prefiero apuestas seguras, ya conocidas, a precios que son altos, mucho, pero que me parecen todavía terrenales.

    ResponderEliminar
  19. Sobre el asunto de las cocinas vistas diré que no las "necesito" para nada pero tampoco suelen estorbarme, salvo excepciones. Curiosamente una de ellas se está citando aquí bastante: Casa Marcelo. Lo siento, pero el postre "a la lejía" es desagradable. No necesito sentirme casi intimidado por una salpicadura de agua para confiar en que limpian bien después del servicio. Como acertadamente lo califica Daninland -aunque desde el punto de vista contrario, el favorable a esa visión- es un teatro, un espectáculo complementario. Y en mi caso esa limpieza vista más bien debilita el sueño gourmet.

    ResponderEliminar
  20. Dejo a salvo en cambio su cocina -la de Casa Marcelo, quiero decir- que forma parte de las muy buenas y con buenísima RCP que se concentran en el eje de la Calle Galeras, en Santiago. Y también coincido con varios más de los que comenta Daninland, como en su momento comenté en diversos post.

    ResponderEliminar
  21. jorge
    tienes razon, disfruto mas con la cocina de arriondas, con la del celler y con la casa de comestibles por ejemplo, pero aqui disfrute.
    la visita globalmente me satisfizo, pero es cierto que me gustaria un poco mas de acelerador en la cocina, pero no se puede tener todo
    me imagino el menu que disfrute en el celler aqui...
    tendre que leer el post de nuevo a ver si me entusiasme demasiado escribiendo, tal vez el recuerdo se haya positivizado con el tiempo, no se, pero es cierto que la cocina no esta entre mis preferidas.
    del precio, evidentemente caro, un poco mas que otros 3 estrellas, todos los 3 estrellas lo son, pero poco antes de ir de vacaciones cene en el balneario de salinas, el menu gourmet y fueron 108 pavos mas iva por cabeza y con un buen nuemro de fallos de servicio y demas...
    asi si me parece caro
    pero una cosa no quita la otra

    ResponderEliminar
  22. Aún no he comido, y sólo con ver las fotos se me cae la baba... Todavía no he tenido el placer de disfrutar de estos resutantes "estrellados", espero estrenarme algun día, aunque antes me pasaré por tu blog para ver tus recomendaciones, que por lo leído, últimamente llevas algunas decepciones. Por cierto, te paso link a ver si la cerveza que tomáste fue ésta, es artesana y la hacen en Rubí, la suelo tomar amenudo:

    http://fortiverd.com/productos.html

    éste es su blog:

    http://bledercervesaartesana.blogspot.com/

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. ya di con ella indagando pro ahi pep, pero no estoy seguro de que fuese esa
    apenas vi la botella, me la enseñaron y la sirvieron y se la llevaron, no la recuerdo, una pena porque me gusto mucho.
    suelo tomar cervezas artesanas, la verdad que muchas catalanas, y esta fue de las que mas me gusto.

    un pequeño consejo si me lo permites, tampoco me tengas muy en cuenta en tus futuras visitas, como mucho mira las fotos y los pocos datos objetivos que hay en los post, el resto es de un subjetivo tremendo
    por ejemplo, a mi el sant pau no me gusto, a mucha gente le encanto, incluso a gente con la que suelo coincidir en gustos, asi que ya ves.
    para mi es lo bonito de esto
    saludos

    ResponderEliminar
  24. FELICIDADES Lolo.
    Creo que cuando escribimos algún texto, más que una descripción de platos, lo que intentamos describir son nuestros sentimientos y sensaciones.
    Tú aquí lo cuadraste.

    Viendo la carta, los precios me cortan la respiración. Sin embargo, como dice Sibarita, el precio del menú no es tan terrorífico.

    ResponderEliminar
  25. gracias compangu
    la verdad quevuestros comentarios no hacen otra cosa que darme que pensar que el post es una mierda y cero objetivo jeje
    trate, y seguro que no lo consegui, de describir los platos y dejar claro lo que alli te encuentras, comes y vives
    lo que vives (lo mas subjetivo) parece que lo deje claro, lo comes no se si tanto
    no querris que os quedarais con la parte romantica del post, con MIS SENSACIONES, que son mias y fueron influidas por mil cosas
    (fueron las unicas 5 horas de todas las vacas sin las delincuentes de mis hijas, lloros, peleas y guerra, muuucha guerra) asi que hasta de un woper habria hablado me muerte :-DDDD

    los precios de la carta los pondria en cuarenta, ya comente que no son platso convencionales, cada uno son dos y abundantes tengo entendido, no lo vi por alli asi que no puedo opinar, aunque evidentemente es cara, por supuesto, yo creo que es el 3 estrellas mas caro de todos los de nuestro santo pais y este menu que diisfrute a precio "contenido" me parece un acierto

    ResponderEliminar
  26. Hola tron, un gusto leerte de nuevo. Como siempre rompiendo moldes, ahora en Can Fabes. joder! que poderio. La carta corta la respiracion, menos mal que el menu es mas "mundano" de precio. Sin embargo, empieza la loteria a no darme para mas :-). O corto el flujo de chigres y reservo para una noche cada dos meses o no lo veo claro. jeje. En cualquier caso se nota que disfrutaste, yo de ti, volveria pero a cenar en mitad de la cocina :-)
    Un abrazu

    ResponderEliminar
  27. donde ta dios pa poder volver farton??
    ojala, pero lo veo muy dificil
    si me siento en esa mesa de la cocina yo creo que me acaban echando fuera, seguro que me pongo a caciplotear una sarten por ahi o algo y jodo algun plato jejejjej
    un saludu

    oye, que ye que pa parriella de sariegu ya no furrula????
    pa cuando una xuntadina?????

    ResponderEliminar
  28. Gracias Daniland; Por partes, primero me quedo por la zona de vigo y ahí tenía pensado Maruja Limón , Culler de Pau y Yayo Daporta y después y como todos los años 3 diitas en Coru ,el problema es que como aquí ya nos juntamos tropecientas personas no podré hacer un tour, pero sí escaparme un dia a Casa de Comestibles. Todo esto en función de como se encuentre el aspecto metereológico, ya que a mi en este tipo de restaurantes me gustan más las comidas que las cenas pero.... si hace sol mi segunda de a bordo se negará en rotundo y me tocará cenar.

    Eso que dices de Casa Marcelo también lo había pensado de la que subo hacia coruña pero la de mi derecha igual me estruja……

    Saludos

    ResponderEliminar
  29. ovetum
    por lo que mas quieras, imprescindible casa de comestibles, no te perdonaria si estas por alli y no te pasas :-D

    ResponderEliminar
  30. Tomo nota Lolo,tomo nota.
    Y sácate algún post más, seguro que tienes alguno en la recámara, que a mí no me engañas.....

    ResponderEliminar
  31. alguno mas hay ovetum, alhguno mas
    pero sobre todo espero ponerme a cocinar cosucas nuevas al llegar a casa
    aunque agosto sera duro tambein y poco tiempo tendre jeje
    pero bueno, para desoxidarme un poco servira :-D
    pasalo bien de vacaciones y disfruta

    ResponderEliminar
  32. mañana nos vamos pa vitoria unos dias a alimentarme a base de pinchos
    estare a caballo entre vitoria y donosti pincheando
    buffff
    nada de "alta" gastronomia, buenas tortillas y pinchos guays, una delicia y un paraiso

    ResponderEliminar
  33. de mayor quiero ser como tú...............

    ResponderEliminar
  34. Si Nenu, la parrilla de Sariegu furrula, pero esti añu nun tamos pa munches parriles a pesar de los post que puedas ver...ya vos contaremos pero hasta anule la "fiesta del verano", vamos la parrilla de mi cumple :-(. Poco a poco, pero prometemos estar al 100% para el año que viene porque sera el año de celbracion, esti añu queremos que pase lo mas rapido posible

    ResponderEliminar
  35. Enhorabuena por el post, como manifestaron anteriormente otros ciudadanos, todo perfectamente descrito, con cariño , profesionalidad, delicadeza.
    Conozco ésta casa, de una parada hace unos cuantos años, también con mi esposa, en aquella ocasión fue comida.
    La cocina y el servicio han evolucionado bastante, de lo cual me alegro, por la regente actual, su hija y Xavier, el chef.
    Ha pasado bastante tiempo, y mis recuerdos son vagos... Que en aquella época estaba un alemán al frente de la cocina, (todavía no tenían mesa gourmet), decidimos escoger 4 platos de carta en vez del menú degustación, que optamos por un Marqués de Vargas como elección de bodega, y que al final del almuerzo se me rompió el botón principal del pantalón (por la fartura, supongo) y tuve que pedir aguja e hilo para poder marcharme.

    Me he quedado algo turbado con lo de las tres mesas en el comedor, un día de semana...y de súbito me he acordado de la anterior crisis que se vivió en Barcelona ciudad y periferia coincidiendo con el gran recorte llevado a cabo por Seat, donde se fueron a la calle 15000 empleados de una tacada, y establecimientos de prestigio en aquel momento, como el Florian, con Rosa Grau en la cocina, tuvieron que echar la llave.
    Ya lo sé, eran otros tiempos, pero me recuerda mucho a los actuales.

    Un saludo

    Cavatappi

    ResponderEliminar
  36. farton
    dexuru que pronto camuden les coses
    animu collaciu

    ResponderEliminar
  37. cavatappi
    gracias por tus palabras

    espero que esta "crisis" catalana no sea como aquella, aunque en este caso y en este restaurante no las tengl todas conmigo....
    en cambio llame hace dos meses para reservar en el celler y me dieron para febrero...
    asi que crisis crisis...no creo que vayan por ahi los tiros, que te voy a contar?...
    saludos

    ResponderEliminar
  38. Hola Antonio!
    Me ha parecido tanto tus fotos, palabras como impresiones muy acertadas, con algunos matices que yo cambio a mi favor, cada persona tenemos nuestras inquietudes, no te parece?
    Éste domingo 31 de Julio, estuve comiendo en Can Fabes junto a un amigo. Me identifico contigo referente a llamar un dia antes y cual es mi sorpresa que tienen mesa para el dia siguiente. Elegimos éste mismo menú, nos apasionó, disfrutamos de lo lindo, comentamos paso a paso y fuimos preguntando, ya que los dos tanto somos unos apasionados de la Gastronomía, como es nuestra profesión. Somos cocineros en el Hote Silken San Jorge en Platja d´Aro y como teniamos dia libre que mejor que disfrutar de una mesa en un estrella michelín.
    A finales de Junio, también estuvimos en Girona, en el Restaurante Massana, para tener una estrella michelin, estuvo muy bien, te lo recomiendo.
    Saludos de un Gaditano en tierras catalanas.

    ResponderEliminar
  39. hola alfonso
    antes de nada agradecerte el comentario y que te pases por aqui, algun dia me contaras como un cocinero gaditano en cataluña puede dar con este humilde blog jeje
    veo que mas o menos en lienas generales coincidimos en las impresiones, aunque como dices con matices, si no fuera por ellos esto seria tremendamente aburrido jeje
    benditos matices y benditas inquietudes.
    tomo buena nota del massana, aunque como pronto sera para el año que viene
    un saludo

    ResponderEliminar
  40. ¿Que tal Lolo?

    Acabo de llegar de mi periplo por las tierras gallegas; estuve el martes en Yayo Daporta, el miercoles en Maruja Limon y el viernes en Casa de Comestibles; al culler de Pau no pude ir, ya que lo tenían completo toda la semana por las noches.

    El más flojo Maruja Limon, en términos generales y desde mi punto de vista pero eso os lo comentaré cuando acaben mis vacaciones porque hoy solamente vengo a cambiar de maleta y a continuar de vacances.

    El motivo de este post es darte las gracias a tí y a Daninland por las recomendaciones.

    Ya se lo he dejado a Daninland en su blog.
    También estuve por Avilés en el Ronda 14, gran sitio y muy recomedable, pero te lo contaré a mi vuelta.


    saludos

    ResponderEliminar
  41. hombre ovetum!!!
    vaya tour te metiste, casi nada eh??
    ya cuentas cuando tengas un rato y acabes las vacas, que tengo mucha curiosidad
    aun no estuve por el ronda :-(
    cuentanos cuando puedas y gracias por pasarte
    saludos y pasalo bien que hasta el año que viene y con suerte no hay mas vacas jeje

    ResponderEliminar
  42. Qué bien ver otro menú diferente al que nosotros disfrutamos en Can Fabes. Lo que me ha dejado perpleja ha sido lo de los pantalones, ¡y que te dejaran la indumentaria allí! Y si... ¿hubiese sido una chica que la que va en pantalones cortos?!? ¿Y si la falda es muy corta? Es que a mí esto de que se tenga que ir de cierta forma vestido no me hace mucha gracia. Si uno está de vacaciones y va cómodo con su ropa, ¿porqué comer incómodo con otra ropa ajena? No sé... si que es cierto que cada uno tiene que ser consciente de como viste y que mientras que no vaya enseñando el culo ni manchado ni nada pues adelante, ¿no?

    Saludines y creo que me pasaré más por aquí. Muy interesante todooooo!!!

    ResponderEliminar
  43. hola arantxi
    a mi tampoco me suele hacer demasiada gracia todo el tema ese de la etiqueta, maxime cuando suelo vestir como "un gocho"
    pero he de decir que en este sitio no me parecio mal
    lo unico que exigen es no acceder con ropa deportiva, asi lo pone a la puerta, nada de etiquetas extrañas, simplemente eso, ropa deportiva
    si no poner ciertos limites muchas veces las cosas se van de la mano
    por ejemplo, a mi me dejen con mis bermudas y chanclas, ok, pero detras mio entra otro que viene de la playa y viene lleno de arena, y luego otro...
    no se si me explico
    seguro que si mis pantalones fueran unos cortos de estos de vestir y un calzado tambien de vestir no habria problema alguno, de lo contrario seria una grave discriminacion y procederian ciertas acciones ( como dices, a una mujer con pantalones cortos si que la dejan)
    gracias por la visita
    saludos

    ResponderEliminar
  44. Pues todo lo bueno se acaba.

    Lolo lo prometido es deuda.Daninland lo cuelgo en el post de Lolo para no duplicarlo en el tuyo, pero muchas gracias por todo.

    Respecto a Galicia me pasé por Maruja Limon, Yayo Daporta y ya en Coruña por la Casa de Comestibles;Mi intención era pasarme por el Culler de Pau pero no tenía mesa en toda la semana para cenar (eso significa algo ¿no?) yYayo dasporta a ¾, Maruja Limón al 50 % siendo positivos y 4 mesas de 5 en La Casa de Comestibles.

    En Yayo Daporta comenzamos con un aperitivo llamado albariño en dos texturas, en granizado y en espuma , muy rico después probamos las ostras de cambados con ceviche (marinada de Lima ,cilantro, cebolla y jengibre )que estaban tremendas, continuamos con el carpaccio de viera con migas de pan crujientes y un aliño de ajo y pimentón que estaban del carajo , terrina foie conqueso de arzua y calabaza caramelizada (uhmm me comeria un kilo ahora mismo) y por último mejillones en tempura con crujiente de arroz y algas y espuma de mejillón que no me dijo nada y como segundos el atún rojo con tallarines de alga kombu y pili pil de codium (tremendo) y lubina de anzuelo asada con judias verdes y fondo de caldeirada, este fondo le daba al plato un toque expectacular.

    De postres, una sopa de chocolate blanco con helado de frutos rojos y galleta de sésamo , una mousse helada de queso de tetilla, espuma de menbrillo y reducción de licor café y el tan denostado pero tan rico bizcocho liquido de chocolate gianduja con helado de chocolate.

    El vino era un ribeiro, a Torna Dos Pasas, nos lo recomendó la chica que hace de todo,muy agradable por cierto y no es que estuviera bueno, es que estaba buenísimo, gran recomendación, se supone que solo sacan 5000 botellas al año, que gran descubrimiento; se me olvidada decir que era tinto y gallego, esa fue nuestra única premisa y vaya si acertó.

    Unos 60 € por persona muy bien pagados, todo entrantes para compartir y los segundos respectivos ,lo que pasa es que hubo dos raciones de atún.

    Un sitio muy recomendable.

    ResponderEliminar
  45. Respeto a Maruja Limón me dejó un poco tibio, veníamos de haber cenado la noche anterior en Yayo y bueno en fin , no sé, la comida me gustó, con altos y bajos, las raciones un tanto escasas y el servicio un pelín estirado, de nuevo una chica que hacía de todo, pero esta vez un tanto listilla, aunque en honor a la verda a medida que pasaba la cena iba cogiendo el ritmo, pero a lo mejor era una sensación mia.

    El montaje de la sala similar al de Yayo Daporta, quizás un poco mejor; vamos a la comida, empezamos con un aperitivo que consistía en tomate confitado con queso de cebreiro, aceite de arbequina y kikos con toques dulces ( de-li-cio-so, me hubiese tomado una tonelada), servicio de panes a la altura de un estrellado (muy bien).Para compartir el tartar de ternera con parmesano, estaba bueno sin más y y viera y tocino ibérico; en este plato hubo disensiones, a mí me encantó pero a otra persona de la mesa le parecia que el tocino con su sabor mataba a la vieira (de un grosor cosiderable), merluza con vinagreta de habas, normalita y el bonito de burela” entomatao” ,en plan solomillitos marcados únicamente por fuera y casi crudos por dentro, en fin como debe ser, muy bueno, aunque escasa ración y por ultimo un chuleton que pasó sin pena ni gloria a precio de kobe, normalito.

    Vamos a los postres, muy bien en este apartado, vainilla: con pasas crujiente de cokies y helado, chocolate: blanco con galleta y helado de choco y tarta de queso con frutos del bosque, y los tipicos petis fours, también normalitos .

    De vinos dulces fueron dos oportos (que me siguen sin convencer) royal oporto de 10 años y un quinta dos carvalhas y –creo- Un moscatel lamado casta diva.

    El vino esta vez volvió a ser tinto gallego pero no me gustó, de la ribeira sacra, se llama La Lama; no se si fue que no nos entendió como la chica del Yayo Daporta porque le dijimos exactamente lo mismo , en fin demasiado ácido para mi gusto.

    Unos 65-70 € persona.
    No pasará a la historia de mis mejores comidas.

    Y por último Casa de Comestibles: gran sitio , gran producto, gente muy maja y sensaciones muy buenas, lo que no tuve en Maruja Limon, aquí iba con mas gente y fue cuando me enteré que el menu degustación hay que encargarlo antes- ignarante de mi no lo sabía- aunque así tengo la “obligación” de volver.

    El aperitivo una mantequilla de albahaca muy rica y un pastel de pescado que fue lo mas normalito de la comida. Compartimos unas zamburiñas con muselina de ajo, tre-men-das, unos buñuelos de bacalo y un pulpo con “noseque” expectacular, tartar de ternera gallega con foie y manzana buenísmo y ya para rematar la faena un atún rojo con verduritas y patata de mirame y no me toques ; hubo mas platos en la mesa pero eso fue lo que probé yo y déjame que te diga Lolo que a lo largo de la semana comimos zamburiñas, vieiras, cigalas y navajas a mansalva pero a la plancha y punto, buen producto ,bien hecho pero ya está. Aquí el cocinero va un punto más allá y le da un toque que ahora entiendo yo la defensa que hacede Santi Santamaria.

    Pasamos a los postres, que acierto, tarta de almendra con helado de Aba tonka o como se escriba y maracuyá, genial, un falso membrillo (mango) con helado de coco, tremendo, y el más flojito una torrija con helado de chocolate.

    En el apartado vinos, dos botellas de albariño llamado ferreiras y un valenciano (tinto) Mestizante que alguien de la mesa se empeñó en que probaramos, estaba bueno sin más, cafés, aguas, un poquito mas de 50€ persona, Magnífica RCP.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  46. Ovetum; en vinos creo que jamás nos entenderíamos ;-) a mi el LALAMA me gusta y el Torna, en fin; no acabo de entender la bola que le da todo cristo. Conocí a algún amigo del bodeguero (Miguel Anxo) y le resultó curioso, por que salvo en ese vino; tenemos gustos similares... tendré q volver a probarlo.

    Ahora, alucino los puntos en común que tenemos en la comida. Aunque me extraña que no te emocionasen más los postres de Yayo (ese helado con sopita de choco blanco ummmmm).

    En cuanto a Maruja Limón, no eres el primero que me comenta lo del "estiramiento", en mi experiencia, nunca he tenido ese problema, pero algún conocido si lo tuvo...
    El caso es que esa ensalada de queso, tomate, maiz... eso y la vieira ya merecen la pena. Si aún encima hay buen pan y esos postres... Lo que me extraña es lo del chuletón, pues Rafa suele bordar las carnes, tanto como los pescados...

    En cuanto a CDC, esas zamburiñas y ese helado de coco, son pequeñas obras maestras. Ni más, ni menos.

    Por último, lo único bueno de que el verano vaya a comenzar en breve su desvanecimiento , es que llega mi época gastonómica predilecta; el otoño (setas, caza...).
    Pues este otoño en DANINLAND, se van a llevar las comidas fastuosas y suculentas. CDC, Casa Marcelo y, como no... ¡si, Arriondas, ahí te voy!!!

    Un saludín.

    ResponderEliminar
  47. He querido decir "...NO me gusta el Torna..."

    DANINLAND

    ResponderEliminar
  48. este fin de semana he vuelto a pelearme con la cocina
    despues de otra mudanza mas y de otra cocina nueva, despues de aprender de nuevo donde coñe estan todos los cacharritos, despues de nunca encontrar nada, despues de todo eso, este fin de semana pasado volvi a cocinar, volvi a cocinar cosas que son son de diario, para alimentarse
    volvi a jugar a los cocineros
    asi que espero que no decaiga el animo y volver fin de semana a fin de semana a hacer cosillas y contaroslas
    porque la verdad es que solo los fines y no todos, pueddo cocinar, tengo tiempo para ello

    espero que algun fiel lector y/o "comentarista" siga por ahi y sepan perdonar esta larga ya ausencia

    ResponderEliminar
  49. Je, je, je... Lo que falta es que cambies la foto del blog. Pon la cocina real, a ver si la gente se asusta un poco ;-) Y eso que esta última ha sido una pequeña mejora, ¿no?
    En fin, confía en los fartones que tienes por aquí, que seguiremos alabando tus recetas.

    ResponderEliminar
  50. pues tienes razon jorge, deberia de cambiar la afoto de la cocina jeje, aunque por otra parte sigue siendo mia, lo que pasa es que la disfruta otro :-(
    pero pa poner la que tengo ahora lo veo dificil, es larga y como un tubo, hay que tener una camara pofesional pa poder retratarla jeje

    y si, bastante mejoria, ya estoy medio contento, ademas la monte yo e hice todo, era un cuadrado mal alicatado y sin fontaneria apenas, asi que es cierto eso de que la necesidad agudiza el ingenio jeje

    ResponderEliminar
  51. don antonio pareces el JOKER , todo el dia JEJEJE ,cada diez palabros ahi va antoñito el fantastico con un JEJEJE

    ResponderEliminar
  52. amigo anonimo
    por suerte no me gano la vida escribiendo y ademas soy consciente de que no lo hago nada bien
    soy un hombre feliz y risueño, por eso en la vida me rio tanto y empleo tanto jeje
    perdone usted si le molesta pero lo tiene tan facil como no leerme
    por cierto, tampoco usted parece ser un virtuoso de la ortografia y de la gramatica, le aconsejo que antes de vacilarle a alguien sobre su modo de escribir, al hacerlo procure hacerlo bien hombre y por lo menos ese comentario escribalo bien JEJE

    ResponderEliminar