Seguir por email los post

martes, 4 de agosto de 2009

La venta'l xamón


El otro día y sin más motivo que disfrutar de una buena cena en la mejor compañía posible fuimos a cenar a la venta del jamón, en Pruvia-Llanera.
Habíamos ido con anterioridad en varias ocasiones y siempre disfrutamos, la última vez hace un año aproximadamente, pero como uno está en plena adolescencia gastronómica, sus gustos andan un poco revueltos y cada vez se entiende menos a si mismo y lo que se mete en la boca, pues me apetecía volver a la venta a ver cuanto había cambiado mi gusto y capacidad de disfrutar de cosas "normales".
Llegamos a la venta, era un jueves a las 22 horas, no se veían muchos coches y pensé que el panorama era el mismo de muchos restaurantes, que seriamos casi casi los únicos dentro.
Craso error, había varias mesas ocupadas y a lo largo de la cena llegaron varias más, una ocupación muy superior a la media.
Nos sentamos en un salón acristalado que estaba vacío (huyo de la gente como del demonio), muy bien puesto, a un lado da otro salón y al otro una cristalera que da a un pequeño patio suyo, muy agradable y acogedor.



El servicio absolutamente perfecto y profesional, impecable, propio de un sitio "superior" (espero que me entendáis lo que quiero decir por superior)
Nada más sentarte tienes en la mesa las típicas, en esta casa, almendras, a mi me gustan y prestan mucho.



Llega la carta y mientras decidimos nos traen de aperitivo de la casa un plato de pepinillos (no me gustan y no probé) y un plato de tomate con cebolla, muy buen tomate y aceite, muy sencillo a la vez que prestoso.



Eramos 4, de entrantes pedimos unas croquetas de jamón, jamón, las conocía, muy ricas, jamón bueno y abundante, se nota, una bechamel ligera, muy poco harinosa, muy suaves a la vez que sabrosas, perfecto rebozado y fritura, de las "güenas", nada sofisticado, solo criticaría ese papel que va entre ellas y el plato que no me gusta nada y me parece cutre cutre, pero eso es irrelevante.



La otra entrada elegida, por descarte de las que ya habíamos probado, fueron las berenjenas fritas con pisto de verduras, correctas ellas y correcta la salsa de pisto, un pisto de verduras pasado por el pasapures , un poco "gordo", sabroso, las berenjenas rebozadas, para mi sobraba, pero vuelven a ser mis gustos, entrada correcta que no me dijo nada y que no volveré a pedir por haber otras muchas para mi superiores.



Llegamos a los principales, empezaré por mi, hamburguesa de kobe con sus atributos.
Para empezar me mosquea el nombre, mejor dicho, el apellido "Kobe", así todo la pido, tengo un grandísimo recuerdo de la carne de este sitio en otras visitas.
La hamburguesa está bien, la carne sabrosa, jugosa y en su punto, se nota la elaboración "casera", las patatas que acompañan sorprendentes, tremendamente tiernas en su interior para su grosor, me gustaría mucho saber como las hacen porque me encantaron.
Acompañaba también una mostaza potente, una especie de "algo" de pepino que suavizaba y refrescaba y sinceramente no recuerdo el resto, con lo cual deduzco que no me dijo nada.



El bacalao al pil-pil muy rico, el bacalao en su punto perfecto, para mi un minutín menos sería ideal, el bacalao de una de las mejores calidades que se pueden encontrar, lo cual no dice mucho tampoco porque es una caca últimamente, el pil-pil correcto pero un poco flojo para mi gusto, bien ligado pero le faltaba más potencia del bacalao.



Llegamos a los arroces, primero uno con pulpo y oricios, sorprendentemente rico, buena ración que previamente te muestran en la paella y emplatan en una mesa contigua arrancando bien lo "pegado" del fondo.
Sabroso, buen producto y muy buena preparación.
A parte de los abundantes ingredientes que aportan por si solos bastante sabor, se nota que esta hecho con un buen fondo de pescado.
Yo creo que técnicamente este arroz es el mas difícil, conseguir ese socarrá y el grano en su punto no es fácil, francamente bueno para mi gusto.



Arroz con pitu de caleya, lo mismo que dije del anterior lo podría decir aquí, a priori puede parecer mas "soso" pero estaba muy bueno también, elaboración técnica idéntica al anterior, con un fondo de pollo y el pitu al final.


Llegamos a los postres con un muy buen sabor de boca, yo me decidí por el souflé de avellana (liquido), postre que recuerda a mi añorado, llorado y deseado souflé de avellana del Señor Martino.
En esta ocasión cambiaron el formato pero idéntica técnica y sabor, creo que no hace falta hablar de él, solo decir que ración hipergenerosa que no fui capaz a acabar, tal vez motivado por el excesivo dulzor del "relleno".



Crema de arroz con leche requemado, excelente y generosa ración, muy buena.


Hojaldre con crema y chocolate templado, poco que decir que no diga la foto, simple pero bien ejecutado, la crema, el hojaldre y el chocolate clásicos pero "bien hechos", cosa no demasiado común.


Acompañó la cena un clásico, "bienqueda" y poco arriesgado enate que agradó a todo el mundo.

La cena con cafés fueron 140 eur para 4 personas, 35 por persona, me parece una gran RCP, gran servicio, buen ambiente, cocina clásica, sincera y bien hecha, como tiene que ser, volveré.
Para acabar os pongo la carta.







18 comentarios:

  1. La verdad es que he ido muchas veces y ,salvo el soufflé de avellanas ,los he probado todos. Creo que das una ajustada impresión de lo que es el sitio, un lugar muy agradable, con un a cocina en una línea sencilla y sabrosa,sin que brille especialmente pero de donde se sale satisfecho . Ayuda el servicio y el restaurante en sí.

    En ese pil-pil lo que falta es , primero, que el corte del bacalao sea de pil-pil, es decir , plano y con piel, y no esos lomos, muy bonitos pero insípidos de Trasacar; y luego montar el pil-pil con el bacalao, como hacen , por ejemplo, en El Rincón de Onís.

    El arroz con oricios y pulpo es mi favorito entre los arroces, aunque ninuno está malo.

    Llevan tiempo con lo de la carne de Kobe, pero yo prefiero darme a la chuleta de Trasacar.

    ResponderEliminar
  2. gracias por el apunte del bacalao, no me atrevia a entrar en la elaboracion pero si, le faltaba ese punto...que no da el montar a colador jeje
    yo la ultima vez comi un entrecor de buey que estaba muy bueno.
    yo esta semana espero tener tiempo para atreverme con el arroz con pulpo y oricios, a ver que sale...

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho que no voy pero siempre es mi ejemplo de buen servicio y detalles con los clientes.

    ResponderEliminar
  4. En el Rincón de Onís también usan colador, pero después de hacerle soltar la gelatina a la pieza haciéndose con el aceite.

    ResponderEliminar
  5. tengo muchas ganas de conocer el rincon de onis
    a ver si puedo ir pronto
    si el bacalao es bueno y solto la gelatina bien no creo que se aprecie si lo montas a mano o con colador

    ResponderEliminar
  6. Yo lo del colador en el Onís lo sé porque soy curiosón y lo pregunté. Como no me vio muy convencido acabó enseñándome también la sartén donde lo hacía, y contándome que estuvo haciendo un curso solo de bacalao al pil-pil, y que no se podía pasar de cierta temperatura, que si no no había manera de montarlo,....

    ResponderEliminar
  7. yo ando dandole vueltas al tema del pil pil
    al final es pura fisica, o quimica, o fisica-quimica jeje
    no deja de ser una emulsion como muchas otras, por ejemplo la mahonesa.
    el otro dia leyendo un libro de herve this decia que con un huevo, harold mcgee consiguio hacer 30 litros de mahonesa (hablo de memoria, pero por ahi).
    asi que es bastante tecnico el tema e influyen muchas variables, una muy importante el agua que aportes a la emulsion.
    a mi no me acaba de salir un buen pil pil :-(

    ResponderEliminar
  8. ah, mister harold mcgee consiguio esa burrada de mahonesa con un huevo, mejor dicho, con una yema, añadiendo unicamente agua, asi que en un huevo hay la suficiente cantidad de agentes tensioactivos para emulsionar toda esa cantidad de grasa aportando la cantidad exacta y suficiente de agua, una pasada...
    si las abuelas oyen esto no se lo creen!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. parece ser que la temperatura maxima para el pil pil son los 60º, a mas de esa temperatura las proteinas del bacalao pierden propiedades y no emulsiona, asi que de 50 a 60º para trabajarlo de esta forma
    yo insisto en que debo tener mi termometro jodido porque me sale cada churro ...

    ResponderEliminar
  10. con razón está la musa tan barata: una yema de huevina, agua,un poco de almidón de máiz modificado genéticamente y algunas grasas vegetales sin especificar y ya tienen para cien botes

    ResponderEliminar
  11. voy a empezar con un arroz con pulpo y oricios, a ver que sale...
    atajare bastante porque tengo en el congelador unos cuantos fondos chachis, el pulpo lo cocere tradicionalmente y usare un par de latas de caviar de oricios remo que estan muy buenas.

    ResponderEliminar
  12. bueno, a comer, ya os contare el resultado
    por si acaso hice un poco mas de la cuenta jeje, no vaya a ser que salga rica...

    ResponderEliminar
  13. me cagüen la leche, que dificil es hacer un buen arroz :-(
    de sabor quedo pletorico, era logico, el fondo era pata negra negra
    al tema, fallo un poco la tecnica, el arroz no quedo perfecto, algunos granos un poco pasados y otros, pocos, pero alguno, poco hechos :-(
    espero que la proxima quede mejor
    este arroz en temporada de oricios tiene que estar de muerte, ya tengo ganas de ir a coger unos pocos ;-)

    ResponderEliminar
  14. Bueno, Antonio, si no te gustó y lo tienes que repetir para que te salga bien de punto no te preocupes que tengo un buen arsenal de tuppers para librarte de él.

    ResponderEliminar
  15. gracias dile, se que puedo contar contigo jeje

    ResponderEliminar
  16. voy a hacer esta tarde la tarta de queso de haba tonka :-)

    ResponderEliminar